Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Segunda División

Dani devuelve al Atlético al liderato

El portugués refresca las ideas a los rojiblancos, conformistas ante un Badajoz muy débil

Cuatro partidos después, el Atlético se reencontró con la victoria. Se abrazó a un triunfo raquítico, con la carga de suspense final tan propia de esta casa y, claro, ante el Badajoz, el penúltimo de la tabla, un caramelo de contrincante. Los tres puntos, sazonados con los tropiezos de quienes le precedían en la tabla, auparon al Atlético al liderato, pero no tranquilizó un gramo a la hinchada, que volvió a poblar el Calderón y a dejarlo con más cabreo que satisfacción. La cita exigía goleada, sobre todo cuando el Badajoz se vio casi a la vez con un tanto en contra y un hombre menos. Pero el Atlético escogió sufrir.

Luis Aragonés combatió el bache de su equipo con varias medidas. La primera, lógica, limpiar la alineación de manchas y, sobre todo, recuperar entre los convocados a Dani, un recurso de calidad al que voluntariamente se había renunciado en los últimos días. El portugués tuvo que saltar al campo a los diez minutos, tras la lesión de Aguilera, y el Atlético se dio de bruces con una solución magnífica a su reciente falta de ideas. Se sabe que Dani es un chico difícil, al que no conviene sólo medir por lo que de él se ve sobre el campo, pero su fútbol es un lujo para este equipo, que sigue sin parecerse al autoritario del arranque de curso.

ATLÉTICO 1| BADAJOZ 0

Atlético: Burgos; Armando, Santi, García Calvo, Carreras; Aguilera (Dani, m. 10), Movilla, Nagore, Stankovic; Correa (Fernando Torres, m. 51) y Diego Alonso (Roberto, m. 76). Badajoz: Baines; Marín, Pedro Nieto(Sánchez, m. 80), Txutxi, Cidoncha; Roberto, Xavi Moro, Jorge Zafra, Bauza; Leandro (Mantecón, m. 58) y Bracamonte (Pepín, m. 67). Goles: 1-0. M. 54. Fuera de banda que Fernando Torres cabecea hacia atrás, Diego Alonso remata como puede y Cidoncha marca en propia puerta tras un despeje muy forzado. Árbitro: Expulsó a Jorge Zafra (m. 56) por una falta a Stankovic. Amarilla a Nieto, Marín, Pepín, García Calvo y Stankovic. 45.000 espectadores en el Calderón.

La segunda medida estuvo llena de riesgos. Luis Aragonés juntó las líneas y lanzó la defensa casi al centro del campo: el Badajoz le buscó las vueltas con decisión y acierto. Unas veces ganaron los madrileños en su pasito adelante y otras, bastantes, ganaron los extremeños, que se toparon con un juez de línea desastroso, que levantaba el banderín siempre. La tercera medida del Atlético tuvo que ver con su repertorio atacante, al que incorporó por una vez los disparos de larga distancia. Dani, Movilla y Nagore, luego Torres, pese a que se dieron de bruces con Baines, comprobaron que es una suerte fabulosa cuando los rivales cierran otros caminos.

El mejor Atlético, con todo, se vio tras el descanso. Salió en tromba, arrinconó al Badajoz con ataques por todos lados y decidida presión arriba, y descubrió al fin el gol. Luego, se quedó en superioridad y con el partido abierto para la goleada. Pero fue justo entonces cuando se agarró al conformismo y a sus ganas de sufrir. Su ventaja fue que al Badajoz, tan poquita cosa, no le alcanzó para hacérselo pagar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de octubre de 2001