Elecciones en Galicia

Beiras pide a los gallegos que no voten al PP que les 'chupó la sangre'

El candidato del BNG a la Xunta de Galicia, Xosé Manuel Beiras, no desaprovechó ayer que tenía a un auditorio entregado, de más de 2.000 personas, en una pueblo de la Galicia interior para pedir a los habitantes de estas comarcas agrícolas, feudo del PP, que no voten más a ese partido porque durante esto años les ha 'chupado la sangre'. Beiras estaba en Allariz, una excepción en la Galicia rural, en la que es mayoritario el PP, porque el Bloque cuenta con mayoría absoluta. Y el polideportivo se llenó de público a pesar de la lluvia torrencial que caía.

Todo el discurso de Beiras se basó en la idea de que la población de la Galicia interior tiene que revolverse contra el poder del PP y votar en contra de 'esas sanguijuelas que durante años les chuparon la sangre' y les condenaron a la inmigración: a los hombres, a Ermua (Vizaya), donde hay una gran colonia de alaricanos, y a las mujeres a ser 'eso que Rosalía de Castro llamó viudas de vivos'.

Beiras llegó incluso a leer una fábula infantil sobre un dinosaurio que reinaba de forma tirana sobre su pueblo. Y éste, harto de sus desmanes, le arrebató el poder y le condenó a vivir en un armario. El cuento, seguido con risas por algunos de los niños, lo utilizó como parábola de lo que el próximo día 21 debe hacer el pueblo gallego con el presidente de la Xunta, Manuel Fraga.

'Más potencial que la costa'

Frente a ello, Beiras ofreció todo tipo de proyectos para recuperar la Galicia rural y aprovechar su 'enorme potencial, mayor que el de la costa'. Y todo ello se haría 'contando con el pueblo, y no de forma despótica, como hace el PP'. Tan optimista se mostró ayer que incluso dijo que el BNG es la única fuerza que está creando expectativas de cambio y que de forma 'generosa' ayuda con ello 'a otros partidos', en referencia al Partido Socialista de Galicia.

El mitin en Allariz es en todas las campañas electorales un punto central para el Bloque. Los nacionalistas utilizan este pequeño municipio (5.400 habitantes), cercano a la capital orensana, como un símbolo de su capacidad de gestión. 'Un ejemplo práctico vale más que mil palabras', resaltó ayer Beiras. El BNG gobierna Allariz desde 1989. Y presume de haberlo transformado, de desastre urbanístico, en modélico. Sus múltiples proyectos de recuperación le han reportado un premio urbanístico de la Unión Europea hace pocos años, como ejemplo de recuperación de una pequeña localidad eminentemente agraria y con pequeñas industrias de manufactura del cuero.

Durante más de una década, el alcalde fue Anxo Quintana, figura ascendente del Bloque Nacionalista Galego y que dejó el Ayuntamiento de su pueblo para ser el único senador del Bloque en el Parlamento de la nación. Su sustituto en la alcaldía es Francisco García, secretario de Organización del BNG.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de octubre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50