Crónica:VALENCIA | LA LIDIA
Crónica
Texto informativo con interpretación

Buenas faenas de Óscar Sanz, que corta una oreja

Si a algunos novilleros que andan perdidos en el escalafón les surgieran más oportunidades, otro gallo cantaría. Faltan novilladas, pero también faltan oportunidades a los que apuntan buenas maneras. Es cuestión de sensibilidad por parte de los empresarios, empeñados en cambiar favores en lugar de premiar a los que de verdad quieren ser toreros.

En esa injusta situación está Óscar Sanz, que merece mejor trato. Óscar lleva tres campañas como novillero y su bagaje se reduce a una decena de festejos. Ayer ratificó sus progresos y montó dos faenas de muy buen concepto, tanto en la forma como en el fondo. Le dio réplica al buen novillo que rompió plaza y se permitió el gusto de recrearse con ambas manos. Hubo temple y empaque en una labor no del todo reconocida desde el tendido.

Ibáñez / Sanz, Ibáñez, Lescarret

Novillos de Nazario Ibáñez, bien presentados, problemáticos, excepto 1º y 6º. Óscar Sanz: oreja; aviso y ovación y saludos. Jorge Ibáñez: ovación y saludos en los dos. Julien Lescarret: silencio y palmas. Plaza de Valencia, 7 de octubre. 1ª corrida de la Feria de la Comunidad. Un cuarto de entrada.

El cuarto fue un toro en toda regla. Manso en varas y a oleadas en banderillas, rompió a noble en la muleta aunque acabó muy parado. Sanz volvió a sentir el compromiso de su excelente corte. Esta vez el viento interrumpió una faena que buscaba ligazón. Pero aún le dio tiempo de embeber en la muleta al novillo, hasta que se le acabó el gas. Tenía otra oreja ganada cuando atacó sin fe a la hora de matar.

Problemático fue el lote de Jorge Ibáñez. Su primero no tuvo entrega y la faena se limitó a un encimismo tan bullidor como poco efectivo. El quinto embistió con cierta violencia. Ibáñez le echó un pulso, le provocó por los dos pitones, muy de cerca y jugándose la voltereta, que llegó en un momento de descuido.

El tercero sacó genio, además de costarle un mundo tomar la muleta. La porfía de Lescarret fue infructuosa. El sexto desarrolló casta en la muleta y tuvo un viaje largo. El novillero francés se templó más por la izquierda en una faena justificada pero que acabó por enfriar con la espada.

Feria del Pilar

Cinco toros de Cebada Gago y uno de Fuente Ymbro, complicados, se lidiaron en la tercera corrida de la Feria del Pilar, de Zaragoza, celebrada con media entrada. Fernández Meca y Juan José Padilla, silencio en sus toros. Antonio Ferrera, ovación y vuelta.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS