Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ballet de Víctor Ullate actúa en Jaén en un auditorio inundado por la lluvia

El público protestó por la paralización del proyecto del teatro

De no haber sido por la buena predisposición de Víctor Ullate, el espectáculo de la que está considerada una de las mejores compañías de danza del país habría finalizado, la noche del pasado viernes en Jaén, en un auténtico escándalo. La tromba de agua caída minutos antes sobre un auditorio cubierto sólo parcialmente con una carpa móvil encharcó los accesos al escenario y parte del patio de butacas. Las casi 2.000 personas allí presentes recibieron a la concejal de Cultura con gritos de 'queremos un teatro'.

Al final, en unas condiciones lamentables, Víctor Ullate decidió actuar y calmó los ánimos. El auditorio de La Alameda estrenaba para la ocasión la nueva cubierta móvil instalada por el Ayuntamiento para reponer la que fue destrozada por el temporal del pasado mes de marzo.

Sin embargo, la tromba de agua caída en apenas media hora puso al descubierto la fragilidad de la carpa (cuyo coste ha sido de 15 millones de pesetas) y el agua no tardó en llegar desde los laterales hasta el patio de butacas y, lo que es peor, hasta las inmediaciones del escenario donde debían actuar los bailarines de la compañía de Víctor Ullate.

El público empezó a abrir sus paraguas, en unos casos para cubrirse de las abundantes goteras y en otros para mostrar sus protestas por lo que consideraban como un recinto inadecuado para un espectáculo de esas características. Con la llegada al auditorio de la concejal de Cultura, Cristina Nestares (PP), las protestas arreciaron y el público empezó a vociferar: 'Queremos un teatro, queremos un teatro'. Lejos de amilanarse, la concejal cogió el micrófono y, después de admitir que quería llorar por la situación tan deplorable, se solidarizó con los espectadores y, sorprendentemente, empezó a corear también las peticiones a favor de un teatro.

Sin mencionar en ningún momento a ninguna institución, la edil de Cultura sacó a relucir en público sus dotes reivindicativas apuntando a la Junta de Andalucía, que es, según dijo, quien debe financiar el proyecto del nuevo teatro.

La falta de acuerdo entre las Administraciones local y la autonómica mantiene paralizado, desde hace más de tres años, esta actuación. El último escollo fue la negativa del Ayuntamiento a financiar los aparcamientos junto al teatro. La federación de asociaciones vecinales del casco antiguo de Jaén, Red Sur, tildó de 'impresentable' este enfrentamiento.

Tras amainar la lluvia y secarse el escenario, Víctor Ullate anunció que, pese a no darse las condiciones para la actuación, lo haría 'por las ganas' de actuar en Jaén. El público agradeció el gesto y despidió a los integrantes del ballet con una ovación de más de diez minutos. Bailarines y espectadores, que presenciaron el espectáculo en medio de un recinto encharcado, tuvieron que aguantar incluso los ruidos que llegaban desde el exterior por la acumulación de jóvenes en la zona de la movida. La próxima semana está prevista la actuación en el mismo lugar de Montserrat Caballé y Enrique Morente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de septiembre de 2001