Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno veta la presencia de algunos comentaristas políticos en Onda Cero

Victoria Prego se plantea la posibilidad de abandonar el programa 'La brújula del mundo'

A través de Telefónica Media, el Gobierno ha expresado su oposición a la lista de comentaristas del programa informativo de Onda Cero La brújula del mundo, dirigido y presentado por Victoria Prego, subdirectora del diario El Mundo. Los contertulios considerados incómodos por Moncloa son Enric Sopena, María Antonia Iglesias y Julia Navarro. Onda Cero busca una solución a marchas forzadas para evitar la dimisión de Prego si definitivamente los tres periodistas no son aceptados. Por otros motivos, la cadena ha rescindido la colaboración de Pablo Sebastián en Protagonistas.

Varios ministros y altos cargos del Partido Popular han lanzado mensajes en los últimos días a Telefónica Media para que Onda Cero eche por tierra la lista de comentaristas políticos elaborada por Victoria Prego para el programa de Onda Cero La brújula del mundo, según explican fuentes de la cadena.

Victoria Prego recibió la propuesta de conducir el informativo estrella de Onda Cero en pleno verano. Además de tener poco tiempo para preparar los contenidos, cerró la relación de colaboradores poco antes de inaugurar las tertulias de La brújula del mundo, el lunes pasado. Confeccionó la nómina de comentaristas con el respaldo de la dirección de El Mundo, ya que el programa se enmarca dentro de los acuerdos suscritos por Onda Cero y el rotativo que dirige Pedro J. Ramírez. Pero aquella lista no contaba con el visto bueno de Telefónica Media, la empresa propietaria de Onda Cero.

Prego admitió a este periódico que en Onda Cero 'han debido de recibir algún tipo de presión para poner objeciones' a los miembros de la tertulia que cierra el programa La brújula del mundo (de 20.00 a 24.00).

El director general de Onda Cero, Fernando Ónega, explicó ayer que en la lista de Prego había nombres 'que no le gustaban a la empresa'. 'Defiendo a Victoria Prego como periodista, pero como director general defiendo la línea editorial de la empresa', dijo Ónega, quien admitió que el programa diseñado por Prego era 'muy de autor'.

El director general de Onda Cero sostiene que 'determinadas personas' de las que allí aparecían no entran en el esquema de contertulios que buscaba la cadena. Ónega considera que estos 'desacuerdos' entran dentro del derecho de una empresa a elegir a sus colaboradores.

Añade que él, como director general de la cadena, no ha percibido injerencias del Gobierno para vetar la participación de determinadas personas en La brújula del mundo. 'En lo que a mi ámbito de decisión se refiere no ha habido interferencias de carácter político'. Admitió, eso sí, 'discordancias' con la directora del programa y expresó su confianza en llegar a un acuerdo con Prego 'que no colisione con la línea editorial de la cadena'.

Equipo 'plural'

La periodista aseguró que su objetivo fue configurar un equipo 'plural', en el que además de Enric Sopena, María Antonia Iglesias y Julia Navarro, estaban incluidos Pedro J. Ramírez, Melchor Miralles, Pedro Cuartango, Isabel San Sebastián, José Oneto, Esther Esteban, Antonio Pérez Henares, Fernando López Agudín, Arcadi Espada o Emilio López Valls.

Prego optó por una lista 'variada' de periodistas para poder 'discutir'. Y se refirió a los tres contertulios que han provocado el enfrentamiento con la empresa como 'buenos profesionales, de prestigio, con muy buenas informaciones y sólidos'. Sin pronunciarse claramente sobre su posible dimisión, dijo: 'Hago La brújula porque espero que este problema se arregle'.

Todo dependerá de Onda Cero, aunque Telefónica Media reivindica su papel en cualquier decisión que se adopte. La empresa que preside Juan José Nieto considera que la decisión sobre los comentaristas se toma entre la dirección del programa y los responsables de la cadena atendiendo a 'los criterios de Telefónica Media'. Un portavoz de la compañía se mostró firme: 'La línea editorial de sus medios informativos la marca Telefónica Media'.

María Antonia Iglesias fue ayer cauta. 'Me parecería lamentable, de ser cierto, que a estas alturas existan vetos extraprofesionales'. Añadió que optó por incorporarse a las tertulias de La brújula del mundo por la oferta que recibió de Victoria Prego. 'Creo en su credibilidad profesional y me parecía un proyecto interesante y plural'.

Enric Sopena, otros de los periodistas de la lista negra, se limitó a comentar: 'Prefiero pensar que lo que se ha dicho es una exageración retórica'.

'Singular colaboración'

En un comunidado difundido ayer, Onda Cero afirma que en la falta de acuerdo influyen 'tanto el escaso margen de tiempo con que se ha puesto en marcha el programa como la singular forma de colaboración entre las dos empresas (El Mundo y Onda Cero) que esta experiencia implica'. El texto añade que Victoria Prego y ambas empresas 'rechazan todo tipo de presiones' y manifiestan 'su total disponibilidad a buscar puntos de encuentro que preserven las posiciones de principio de todas las partes y desemboquen en una tertulia lo más plural y amplia posible'.

Mientras Onda Cero resuelve el conflicto de las tertulias nocturnas, ha dado de baja de las matinales a Pablo Sebastián, que participaba en el programa Protagonistas, de Luis del Olmo.

Fuentes de Telefónica Media justifican la medida por las 'actitudes beligerantes' del responsable de La estrella digital hacia el presidente de Telefónica Media, Juan Juan José Nieto, en aquel medio electrónico, tras haber intentado sin éxito que Telefónica apoyara publicitariamente al medio que dirige Pablo Sebastián.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de septiembre de 2001