Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEBATE SOBRE LA GRAN CITA CULTURAL DE BARCELONA EN 2004

Clos se muestra abierto a recortar la duración del Fòrum 2004

Se puede hablar de los detalles, pero sin cambiar las ideas de base. El alcalde de Barcelona, Joan Clos, declaró ayer que no descarta reducir la duración del Fòrum Universal de les Cultures de 2004, prevista inicialmente en seis meses, pero reiteró que no deben replantearse ni los objetivos ni la ambición de este acontecimiento.

En los últimos días, dirigentes del PP y de CiU, y representantes del Gobierno central y de la Generalitat han planteado la necesidad de redefinir el proyecto, tanto en sus contenidos como sobre todo en su calendario y su presupuesto, tras la crisis abierta por la renuncia de Josep Caminal como consejero delegado del Fòrum. Estas voces críticas abogan por concentrar las actividades, conferencias y encuentros en unos pocos meses en lugar del medio año previsto en la agenda inicial.

Las previsiones de los responsables del evento es que este foro de debate, que se combinará con un festival de las artes, dure desde el 23 de abril, Día de Sant Jordi, hasta el 24 de septiembre, festividad de la Mercè, patrona de Barcelona.

En una entrevista radiofónica, Clos afirmó que la duración de este acontecimiento 'no es lo más importante y, por tanto, podría ser más corto'. A su juicio, el calendario 'no es el asunto más relevante; el Fòrum podría ir de Sant Joan [24 de junio] a la Mercè o de Sant Jordi hasta el Onze de Setembre'.

El alcalde de Barcelona expresó su confianza en que en los próximos días se podrá llegar a una salida a la crisis motivada por la renuncia de Caminal, que será consensuada por las tres administraciones.

Nueva dirección

Clos se mostró convencido del apoyo de la Generalitat y la Administración central al proyecto a pesar de las voces procedentes de estas administraciones que claman por reducir las ambiciones del proyecto. El alcalde de Barcelona también apuntó varias fórmulas posibles para sustituir a Caminal: 'Se puede hacer una división organizativa con una dirección colegiada, se puede hacer una estructura en la que el festival de las artes tenga una dirección propia, hay varias fórmulas'.

La dimisión de Caminal fue motivada, precisamente, por la abrumadora tarea de diseñar el Fòrum de arriba abajo, algo para lo que no se sentía suficientemente capacitado. El dimisionario consejero delegado se autodefine como un gestor, por lo que quería tener a su lado a otras personas con poder y capacidad suficiente para sacar adelante la parte estrictamente cultural y de contenidos. Si finalmente Clos decide nombrar una junta colegiada o una dirección bicéfala, los nuevos responsables del proyecto podrán preparar el Fòrum con mayor desahogo y con menos presiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de septiembre de 2001