Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:CAMPEONATO DE EUROPA | BALONCESTO

Los júniors despejan las dudas

"Los jóvenes no necesitamos cautela, podemos ser decisivos", dice Gasol

En un visto y no visto la selección española de baloncesto ya cuenta con tres auténticos líderes. Tres jugadores que, a sus 21 años, se han echado el equipo a sus espaldas y en ellos se ha basado España para unos cuartos de final en los que mañana en Estambul se enfrentará a Rusia (La 2, 20.15). Se mire por donde se mire, estadísticas, jugadas clave de los partidos en cuestión y hasta la forma de expresarse ante los periodistas, es palpable que Pau Gasol, Juan Carlos Navarro y Raúl López se han convertido en la referencia del equipo. 'Quienes piensen que hay que dosificar y tener cautela con los jóvenes es que no ven los partidos que jugamos. Tenemos calidad para destacar y para ser decisivos'. La sentencia de Gasol no es sino la constatación de lo que ha sucedido desde que él y Raúl López son titulares y desde que Navarro ha pasado a ser un jugador clave.

Hace poco más de un año todavía eran júniors, y por más oro que lograran en un Mundial y en un Europeo, todavía recaían sobre ellos dudas sobre si iban a ser capaces de refrendarlo en la máxima categoría. Dudas que llevaron al anterior seleccionador Lolo Sainz a prescindir de Gasol en Sydney. Y ahora, Gasol y Navarro comparten con 61 puntos el liderato de anotadores del equipo, el pívot de Memphis es el máximo reboteador con 38 capturas y Raúl López suma 32 puntos y 10 asistencias.

Pero ni siquiera las estadísticas reflejan con nitidez el carisma y el potencial que transmiten estos jóvenes, decisivos en los instantes finales ante Israel. Cuando el equipo español peor lo pasaba, cuando Tapiro anotó un triple a falta de 29 segundos para el final que situó a su equipo dos puntos arriba (65-67), Raúl López cogió el balón y en lugar de especular con el poco tiempo que quedaba o encogerse por las consecuencias irreparables de un fallo en aquel momento arriesgó con un pase de canasta a canasta para que Navarro, que se había ido como un rayo penetrara entre dos o tres sorprendidos jugadores israelíes, dejara caer su bomba. Resultado: dos puntos para España y tiro adicional. Navarro falló el tiro pero Gasol cogió el rebote.

Probablemente algún entrenador pueda poner en duda si España debía haber lanzado tan rápido puesto que ello daba de nuevo posesión a los israelíes. 'Decidí irme para adentro y lanzar porque aún tendríamos una posesión más, aunque corta. Si me vuelvo a ver en una situación así volvería a hacer lo mismo', explicó ayer Navarro, quien agregó: 'En los momentos clave, los buenos jugadores deben dar la cara y tanto Paraíso como yo somos la referencia en ataque'.

Intimidación

Gasol, que dice no estar preocupado por su bajo tanto por ciento en los triples (2 de 12), constata que está desarrollando una labor más defensiva que otras veces. 'Soy el más alto del equipo y debo intimidar y ayudar más en el rebote, de manera que no puedo salir tanto al contraataque como suelo hacer', dice Gasol, que al igual que sus colegas subraya que ante Rusia la gran dificultad puede estar en que ésta adopte una defensa zonal como la de Israel, que se le atragantó a España. 'Hay dos días para prepararnos', suelta con descaro Navarro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de septiembre de 2001