Reportaje:

Turismo con historia

Alcoy recurre a su pasado industrial y cultural como reclamo para captar visitantes

El turismo es una de las principales fuentes de ingreso y Alcoy no quiere quedarse a la cola. Esta ciudad, consciente de la baja explotación turística de la ciudad por la falta de tradición, ha comenzado a sacar lustre a su historia, su entorno natural y al modelo urbano de ciudad para poder mostrarlo al resto del planeta. Sobre estos tres pilares se ha apoyado la concejalía de Turismo, que encabeza Amparo Ferrando, a fin de retomar una vieja aspiración: convertir en real el potencial turístico de una ciudad industrial con historia.

En el último año el panorama ha cambiado mucho. Se ha abierto una Oficina de Turismo (Tourist-Info) que atiende las consultas de los visitantes que antes se mostraban perdidos entre los encantos modernistas del caso histórico de la ciudad. En esta carrera por la captación de turistas se han editado publicaciones y un vídeo sobre los sitios que visitar que muestran las diferentes rutas que puede tener una ciudad para conocer la opulencia con la que vivía la antigua burguesía en contraste con el recogimiento de los barrios proletarios.

Este año, además, se han acelarado los trámites para la declaración de la Sierra Mariola, como el segundo parque natural que rodea la ciudad, después de la Font Roja. Dos destinos turísticos pero que han de superar limitaciones para afrontar la llegada masiva de visitantes.

La chispa que hizo mover el engranaje turístico que ha comenzado a moverse en Alcoy, fue la redacción de un informe de la Universidad Politécnica de Gandía y que refleja los puntos fuertes y débiles del entorno socioeconómico, los recursos y actividades turísticas, alojamientos, instalaciones y servicios turísticos, accesibilidad, marco institucional, etcétera.

El proyecto turístico que más ambiciona poner en marcha no es nuevo. Convertir la ciudad en un museo de arqueología industrial es un sueño del anterior gobierno socialista y de entidades como la Universidad Politécnica de Valencia y el Club d'Amics de la Unesco de Alcoy. Este museo convertiría en negocio y motivo de visita aquello que dio de comer durante la revolución industrial. 'Alcoy cuenta con un patrimonio industrial muy importante que no podemos desdeñar. Edificios modernistas, fabricas del siglo pasado, maquinaria que se utilizó en la revolución industrial que formarán parte de este museo', señaló Ferrando. Se prentende recuperar y conservar e iluminar las antiguas chimeneas y el polígono que ocupó a finales del siglo XIX el cauce del Molinar y para ello el Ayuntamiento ha solicitado ayuda al Gobierno central.

Todo esto combinado con la iluminación de monumentos y fachadas de interés. A la iluminación del puente de San Jorge, se sumará la del puente del Viaducto y la Plaza Ferrándiz y Carbonell que alberga los edificios industriales históricos reconvertidos en aulario de la escuela Politécnica Superior de Alcoy (EPSA).

Otro atractivo sobre el que está trabajando en firme el departamento de Turismo son sus fiestas de la población. Las de Moros y Cristianos fueron declaradas de Interés Turístico Internacional y la Cabalgata de Reyes Magos, que recientemente ha sido reconocida con la mención de oro al mérito turístico.

Vista general de Alcoy.
Vista general de Alcoy.CIO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS