Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anticorrupción ve difícil salvar las pruebas contra GIL

Carlos Castresana, el fiscal Anticorrupción que llevó la acusación pública en el caso de las camisetas, aseguró ayer en La Rábida (Huelva) que la reconstrucción de los sumarios contra Jesús Gil, sustraídos de los juzgados de Marbella, "va a ser muy difícil en el tiempo". El fiscal precisó que la pérdida de documentos oficiales es irreparable, porque "no se puede hacer una prueba pericial caligráfica sobre una fotocopia".

Castresana, que participó en un curso de verano de la Universidad Iberoamericana sobre derechos humanos, subrayó que "si fuera tan fácil reproducir los documentos, nadie se hubiera molestado en sustraerlos; quien haya realizado el robo era perfectamente consciente de que estaba destruyendo pruebas esenciales", añadió.

El fiscal insistió en que la presencia judicial en la Costa del Sol "es manifiestamente insuficiente, porque en esta zona se concentran paradigmáticos representantes del crimen organizado de todo el planeta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de agosto de 2001