ATLETISMO

'Muchos atletas morirán por el dopaje'

El Guerruj dice que bastantes de sus colegas juegan con su salud y lo pagarán próximamente

'En los próximos años, muchos atletas van a morir prematuramente a causa del dopaje, ya que un gran número de deportistas juega con su salud'. Hicham El Guerruj habla sin tapujos del dopaje en una entrevista en el diario suizo de lengua francesa Dimanche.ch. El campeón del mundo de 1.500 metros se refiere al reciente fallecimiento del atleta keniano Richard Chelimo. 'Desgraciadamente, habrá más muertes prematuras', dice El Guerruj.

El atleta marroquí predice una hecatombe en el seno del pelotón de fondo y medio fondo en un futuro cercano. Respecto al positivo conocido el viernes del argelino Ali Saidi-Sief, se pregunta El Guerruj: '¿Qué quería hacer con la nandrolona? ¿Sprintar?', y añade: 'Lo único que sé es que acaba de dañar la imagen de Argelia, después de todo lo que ha hecho un atleta como Nurredine Morceli'.

Más información
Odriozola descalifica el modelo griego

Según El Gerruj, la creatina no sirve de nada en el medio fondo y afirma que la única creatina que él prueba es la de las largas sesiones de musculación. En cuanto a las declaraciones del francés Said Chelibi, que afirmó esta semana que el uso de la EPO está generalizado en los pelotones del fondo y medio fondo, el marroquí declara: 'Aquellos que no tienen bastante talento, sólo disponen de su boca para hacerse notar'. Asimismo, dice estar tranquilo y anuncia que, en 20 o 30 años, se verá 'quién se dopaba y quién no'. 'Mirad lo que le ha ocurrido a Chelimo', dice. Aunque no quiere afirmar que la muerte de Chelimo sea debido al dopaje, El Gerruj dice constatar 'únicamente que Chelimo era, hace poco, un atleta en plena salud y hoy, con 29 años, está muerto'. El dopaje en el atletismo ha vuelto al primer plano después de que la rusa Olga Yegorova obtuviera la semana pasada el oro de los 5.000 metros en los Mundiales de Edmonton a pesar de haber dado positivo a la EPO en un control antidopaje. Estos resultado, sin embargo, no se tuvieron en cuenta por un vicio de procedimiento. El lunes, en el diario deportivo francés L'Equipe, Chebili afirmó que no hay un récord del mundo limpio en el fondo y medio fondo actuales. El jueves se conoció la muerte del keniano Chelimo, medalla de plata en los 10.000 metros en los Juegos de Barcelona. El corredor falleció por una enfermedad incurable que se le manifestó tan sólo unos días antes, señala el periódico. En la reunión atlética de Zúrich ni siquiera se guardó un minuto de silencio en su memoria. Ese mismo día se anunció otro positivo por nandrolona en un control antidopaje, el del argelino Ali Saidi-Sief, subcampeón del mundo de los 5.000 metros en Edmonton. Poco después, la rusa Yegorova ganaba los 3.000 metros en Zúrich. La principal perjudicada por la victoria de Yegorova, Gabriela Szabo no quiere hablar más del asunto. 'Que haga [Yegorova] lo que quiera con su cuerpo. Es su problema' señala Szabo, pero, a continuación, agrega: 'Mirad a Chelimo'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS