Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:CULTURA Y ESPECTÁCULOS

LAS AVENTURAS DE TINTÍN REGRESAN A TAMAÑO REDUCIDO

La editorial que posee los derechos de las aventuras del famoso reportero belga ha iniciado en España la edición a tamaño reducido de todos los álbumes de la colección por un precio de 995 pesetas. El experimento se extenderá a otros países

Difícil es la aparición de una nueva aventura de Tintín. De momento, la última voluntad de Hergé, su creador, se ha cumplido y las aventuras del personaje terminaron con él. Pero una cosa es que no haya nuevas aventuras y otra que se hayan agotado las posibilidades editoriales, que siguen siendo muchas. La editorial Casterman, poseedora de los derechos para la publicación de las aventuras del reportero, ha realizado un experimento en España que parece estar funcionando: la edición de los álbumes de Tintín a tamaño reducido (22 por 17 centímetros, frente a los 30 por 23 de los álbumes estandard) y una nueva traducción.

En un primer lanzamiento, iniciado en la pasada primavera, se editaron en el nuevo formato Tintín en el Congo, Los cigarros del Faraón, La oreja rota y El loto azul. El éxito de la edición, confirmado por Panini, la distribuidora de los libros en castellano, ha animado a completar toda la colección de 23 álbumes. Antes de finalizar el año habrán salido un total de doce títulos. 'Si la cosa funciona así tendremos muchas novedades con relación al universo de Tintín', explica Lluís Torrent, director general de Panini. Torrent piensa que la edición de Tintín, de la que durante años se responsabilizó la editorial Juventud, estaba un tanto desatendida en los últimos años.

'El mercado español ha sido el primero en lanzar este formato, lo que ha animado a los franceses a publicar una edición similar', explica Torrent. Casterman ha variado su política en relación a nuestro país, y en vez de conceder licencia ha decidido editar ella misma los álbumes. 'Nosotros no sólo actuamos como distribuidores, sino que asesoramos también en cuestiones de marketing', explica el responsable de Panini. Esta empresa, líder en España de la distribución de cromos coleccionables, posee una red propia de distribución y pretende que Tintín llegue a librerías, almacenes y grandes superficies comerciales. 'Se trata de una edición que no sólo recupera al antiguo lector, sino que por su precio y tamaño incorpora a otros nuevos'. El álbum, editado en tapa dura, respeta en todo la edición original y no supera en el mercado las mil pesetas (995 pesetas en grandes almacenes). Se ha mejorado incluso la calidad de la impresión. El nuevo formato, además, tiene la ventaja de que, al ser más manejable, permite recuperar para las aventuras de Tintín al público infantil, muy descuidado últimamente ya que el mercado se había concentrado en el público adulto, bien a través de ediciones para coleccionistas o a través de estudios sobre Hergé y su obra.

Tampoco se trata solo de una operación de nostalgia, ya que esta edición aporta otras novedades como el cambio de la rotulación y una nueva traducción. Quizás algunos añorarán que Dupond y Dupont dejen de ser Hernández y Fernández, pero algunas de las frases se adaptan a una traducción más ligada al lenguaje actual. En la versión que hizo Concepción Zendrera para la primera edición castellana del álbum Tintín en el Congo en una de las viñetas, Milú, el perro de Tintín decía: '!Canastos¡ ¡Una araña¡...Con la poca gracia que me hacen a mí las arañas. 'Araña matinal todo va mal...'. La nueva traducción es: '¡Una araña¡ ¡Puaj, qué asco¿ De esos bichos no me fío ni un pelo...!Ahora verás.'

La revisión también ha permitido recuperar frases que por alguna razón habían sido modificadas en la primera traducción. En El loto azul, Tintín intercepta un mensaje transmitido por radio y dice: 'No sé por qué, pero me parece a mí que el autor de este mensaje es un japonés'. En la nueva versión todo queda más claro: 'La palabra 'Nagasaki' me hace pensar que el autor del mensaje es japonés', explica el reportero.

Casterman ya había realizado cambios de formato en las obras de Tintín. En 1986 se editó en francés un cofre conteniendo nueve álbumes de las primeras versiones en blanco y negro. Esta obra estaba básicamente dirigida al público coleccionista, ya que estas ediciones facsímiles tenían un tamaño como el de la palma de una mano.

Más reciente y de formato similar al de la nueva edición reducida es la colección de los álbumes también de versiones en blanco y negro pero conteniendo las ilustraciones en color que se publicaban en la revista Tintín. Similar a la que ahora se presenta es una serie de tomos, jamás publicados en España, que recogían en un solo volumen tres aventuras de Tintín que obviamente no respetaban la portada original.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de agosto de 2001