Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO

El Tour femenino arranca en Bilbao en homenaje a Joane Somarriba

Joane Somarriba, de 29 años, puso el año pasado punto final a un desencuentro histórico entre el púlico español y el ciclismo femenino. La vizcaína se paseará hoy de amarillo por las calles de Bilbao, la ciudad escogida por los organizadores del Tour de Francia para que arranque la décima edición de la prueba. Un gesto que supone un homenaje a la última vencedora en París y que podría también significar su despedida.

Enrolada en las filas del Alfa Lum, Somarriba, la mejor corredora española de la historia, vive dividida entre la responsabilidad, la ilusión y el cansancio psíquico. Su profesión es muy dura y el reconocimiento le llega tarde, tanto que apenas consigue disimular todas las miserias abandonadas por el camino. 'Me estoy planteando dejarlo en breve', anunció recientemente, un propósito ya formulado la pasada campaña tras imponerse por segundo año consecutivo en el Giro de Italia.

Somarriba emigró en 1998 a Italia y pagó de su bolsillo por correr en el Alfa Lum, equipo en el que aprendió a ser profesional compartiendo un piso con otras compañeras inmigrantes como ella. Ni siquiera su sorprendente victoria en el Giro 99 le extrajo del anonimato. 'Ya me he acostumbrado a que los medios sólo nos presten atención de vez en cuando', se queja, sonriente. Esta temporada ha sufrido una bronconeumonía que le obligó a visitar el hospital y arruinó su preparación para el Giro, que concluyó en la quinta posición, aunque siempre con la vista puesta en el Tour.

El inicio del Tour en Bilbao cuenta con dos sectores: 10 kilómetros contrarreloj por la mañana y 107 en línea por la tarde. Un comienzo complicado para los tres conjuntos españoles que compiten y que exhiben en sus filas a Fátima Blázquez, Dori Ruano, Cristina Alcalde o Rosa Bravo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de agosto de 2001