Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UNOS REYES DE TRES METROS DE ALTURA

Antonio López, junto a los escultores Julio y Francisco López Hernández, y el fundidor Ismael Álvarez, no podían esconder su satisfacción. Tras dos años de trabajo colocaron ayer, al mediodía, en el patio herreriano del monasterio de San Benito en Valladolid, la escultura de los Reyes, la primera de estas características con sus tres metros de altura y 1.200 kilos de peso.

La escultura, según Antonio López, refleja a los Reyes 'como seres dialogantes y afables que se asemejan a nosotros, a pesar de ese empaque y lejanía que puede otorgar la categoría real'. La obra, que ha costado 40 millones de pesetas, es un encargo del Ayuntamiento de Valladolid. La figura de los Reyes ha sido ubicada en el patio herreriano del monasterio de San Benito, convertido actualmente en museo y que albergará a partir del primer semestre de 2002 las más de 800 obras de la Colección de Arte Contemporáneo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de agosto de 2001