Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil recupera más de cien objetos de arte religioso

La Guardia Civil detuvo ayer a Juan Carlos M. M., de 36 años, y a Juan Manuel C. U., de 30, y recuperó 116 objetos de arte que los detenidos habían robado en iglesias de la provincia de Burgos y que intentaban vender en tiendas del Rastro.

Las piezas, en su mayoría de los siglos XV al XIX, eran tallas policromadas, sagrarios, columnas y relieves, así como libros, décimos de lotería y una colección de muñecas de porcelana del siglo pasado, según el alferez Jesús Guerrero, responsable del Grupo de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil. Los detenidos, que pasaron a disposición del Juzgado número 4 de Burgos, buscaban iglesias que no tuvieran medidas de seguridad y reventaban las puertas para robar. 'Vieron un negocio lucrativo así de fácil', añadió Guerrero.

Las investigaciones comenzaron cuando se descubrió que en una feria de antigüedades de Madrid había varias obras de arte robadas de iglesias de Burgos. Durante la denominada Operación Tizona, la Guardia Civil registró locales de antigüedades en los que encontró las piezas. Los delincuentes falsificaban las facturas de las piezas en colaboración con varios peristas burgaleses ya denunciados por este delito.

Cinco iglesias y un hotel de Burgos habían notificado este año el hurto de algunas de estas obras. Quienes hayan sido víctimas de robos de este tipo pueden contactar con la Guardia Civil al teléfono 915 146 400, extensión 8378. 'De otra manera, les serán devueltas a los delincuentes', dijo Guerrero.

La Guardia Civil intervino a los detenidos una carpeta con informaciones publicadas sobre sus robos. 'Como si fuera un trofeo', dijo Guerrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de julio de 2001