La limitación de mandatos sólo afectará a los cargos del partido

El establecimiento de elecciones primarias para elegir a los candidatos electorales o el sistema de incompatibilidades no es rechazado por la militancia socialista, según se desprende de las 500 enmiendas presentadas al documento organizativo. Así lo aprobó el 35º Congreso Federal y así quedará tras la Conferencia Política, aunque la última palabra sobre primarias no quedará escrita hasta que el Comité Federal, en octubre, regule todos los requisitos.

El último Congreso aprobó las primarias, las listas abiertas, las incompatibilidades, la limitación de mandatos, la puerta abierta a los simpatizantes y la oficina federal del censo. Eso sí, se pospuso el desarrollo y la concreción a la discusión en una Conferencia, que se va a realizar a finales de este mes. Las enmiendas enviadas por los militantes apuntalan esas innovaciones. Muchos enmendantes, sin embargo, han coincidido en poner determinados porcentajes de avales para que un militante pueda aspirar a ser candidato. La horquilla va entre el 10% y 30% como porcentaje exigible de firmas para tener acceso a competir por una nominación.La fijación definitiva quedará para el reglamento que aprobará el Comité Federal.

El mayor número de enmiendas, algunas de supresión como es el caso del presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, tienen que ver con la limitación de mandatos. De todas las federaciones surge un sentimiento contrario a que desde el PSOE se regule el fin de la carrera política de un alcalde, un presidente autonómico o del presidente del Gobierno, pasando por diputados, senadores y parlamentarios autonómicos. Estas limitaciones serán dejadas para un debate parlamentario donde se aborde ese asunto para todas las fuerzas políticas. Este límite de tres mandatos sí quedará para los cargos internos del partido.

En las enmiendas se aprecia la dificultad para hacer compatibles las listas abiertas que se quieren regular con el respeto a la democracia paritaria y a las minorías.

Los enmendantes, en línea similar al texto oficial, señalan que la elección libre debe ceñirse al 75% del número de puestos a elegir y el resto sea el espacio para cumplir los principios de apoyo a las mujeres y a las minorías. Aún así, ese porcentaje no será suficiente para asegurar que ni hombres ni mujeres tengan más del 60% y menos del 40%. La instauración para los socialistas de una nueva forma de hacer política se mantiene como está en el texto oficial. Algunas enmiendas, sin embargo, piden que no se olvide el pasado. 'Nunca debemos olvidar la oposición que realizó el PP contra los Gobiernos del PSOE para saber con quién negociamos y la interpretación que pueden hacer de la negociación ante la sociedad', dice la federación de Extremadura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS