Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Lazio traspasa a Verón al Manchester por 8.000 millones

Sergio Cragnotti, presidente y accionista mayoritario del Lazio de Romn, anunció ayer el traspaso del centrocampista argentino Juan Sebastián Verón al Manchester United, así como la decisión irrevocable del checo Pavel Nedved de ir al Juventus y su intención de abandonar pronto el club. Cragnotti compareció en una conferencia de prensa después de que unos 200 aficionados del Lazio apedrearan su casa e hicieran pintadas ofensivas en los muros del estadio olímpico de Roma.

El propietario del Lazio confirmó que el traspaso del argentino se había cerrado en 40 millones de dólares (unos 8.000 millones de pesetas) y anunció su intención de vender un paquete de acciones. 'No deseo deshacer el Lazio. Nosotros trabajaremos como accionistas, pero deseo vivir tranquilo', dijo Cragnotti. El presidente justificó el traspaso de Verón 'por motivos económicos'.

Investigación en el Fiorentina

Pero aún son los problemas del discutidísimo presidente de otro equipo italiano, el Fiorentina, Vittorio Cecchi Gori, empresario cinematográfico y ex magnate televisivo, que ha tenido vender a los principales jugadores de su plantilla para evitar in extremis la quiebra de su club. Además, desde ayer se tiene que enfrentar a una acusación formal de la fiscalía de Florencia por blanqueo de dinero negro.

En la mañana de ayer la policia italiana, en un operativo coordinado, irrumpió en la sede del Fiorentina y en las oficinas de FINMAVI, la financiera de cabecera que el grupo Cecchi Gori tiene en Roma. Al mismo tiempo también fueron registrados dos de los apartamentos que el empresario posee en Florencia y en Roma. La investigación, que la justicia inició hace poco más de ocho meses, tiene como objetivo el aclarar por qué figuran en los balances del grupo un total aproximado de 35 millones de dólares (unos 7.000 millones de pesetas), que aparentemente nunca pasaron por las cajas de ninguna de las muchas empresas que posee Cecchi Gori.

En el punto de mira de los investigadores, además de Cecchi Gori, que cuando se inicio el proceso era senador, se encuentran tres de los colaboradores más estrechos de su grupo empresarial: el dirigente Luigi Barón, Paolo Cardini ( ex consejero político en el período senatorial) y Aldo Ferrari, un intermediario financiero, ya investigado por la justicia en relación con otros asuntos.

Esta incursión policial se produjo sólo 48 horas después de que los tribunales de Florencia pusieran al borde de la quiebra al club donde militaron Batistuta y Rui Costa, y en el que aún juega, pero no se sabe por cuánto tiempo, el montenegrino Predrag Mijatovic.

Con los ingresos provenientes de las ventas de Rui Costa, Toldo, Chiesa, Nuno Gomes y otros jugadores, se cree que la sombra de la quiebra puede alejarse. Pero, aparentemente, el asunto del dinero negro puede transformarse en un permanente dolor de cabeza para el ex hombre fuerte de Florencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de julio de 2001