Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Vitoria rechaza trasladar la planta de recogida de basuras de Coronación

La polémica por la construcción de la planta encargada de la recogida neumática subterránea de basuras procedentes del Casco Viejo de Vitoria en el barrio próximo de Coronación desembocó ayer en un pleno extraordinario monográfico, en el que se rechazó trasladar su emplazamiento. Fueron los partidos del gobierno municipal PP-UA junto al PSE los que echaron abajo la moción del PNV-EA, que estaba respaldada por EH e IU, y especialmente por los propios vecinos del barrio afectado.

El debate se centró en aspectos de carácter medioambiental, al discrepar detractores y defensores de la ubicación de la planta sobre la existencia o no de emisiones de olores o ruidos en el entorno. Estudios técnicos encargados por el Ayuntamiento y experiencias similares observadas en otras ciudades han sido interpretadas de manera opuesta por las partes implicadas. Los vecinos han realizaco diversas manifestaciones, llegando a impedir por la fuerza el inicio de las obras.

La portavoz nacionalista, María Jesús Aguirre, argumentó que lo que originalmente consideraban un buen proyecto 'se convierte en uno malo, si tiene una respuesta vecinal como ésta'. Cerca de 7.000 de los 12.000 vecinos de Coronación-Aldabe apoyaron con su firma una moción para cambiar el emplazamiento de esta instalación. La moción finalmente aprobada fue la presentada por el PSE, que defiende la actual ubicación, pero al mismo tiempo plantea diseñar antes del 31 de octubre un plan de inversiones para la mejora urbana del barrio, por un importe de 350 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de junio de 2001