Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AJEDREZ

Brillos fulgurantes

Estudio de H. M. Kasparián, 1934.

El presente estudio de Kasparián se resuelve con una combinación de aparente sencillez, que explota la mala situación del rey negro. Pero precisamente en el instante en que el primer jugador parece haber forzado el abandono de su adversario surgen, como estrellas en noche nublada, dos secuencias fulgurantes que elevan la categoría del trabajo a obra de arte. La primera jugada es 1 Df7! (ni 1Df2 j., Rg5; ni 1 Ad8 j., Rg3; ni 1 g3 j., Rg5 -y no 1... R - h3? / 2 De6 mate- alcanzan). Se amenaza 2 g3 j., Rg5 -2... R - h3 / 3 Df5 mate- / 3 Af4 mate. La mejor defensa parte de 1... Ae3 (no servía 1... De1 j. / 2 Rh2, Ae3 debido a 3 De7 j.!, g5 / 4 g3 j. y mate). Pero al colocarse en esa casilla el alfil valida la jugada 2 De7!, ya que si 2... Df6 / 3 D - e3 ganando y si 2... Ag5 / 3 De4 j. y mate. Después de 2... g5 sigue 3 Rh2!, con doble amenaza de mate en g3. Pero es precisamente ahora cuando comienzan los brillos fulgurantes; las negras disponen de recursos de ahogado. Falla el recurso 3... Af4 j. / 4 A - f4, D - h3 j. / 5 g - h3 y tablas por ahogado debido a 5 Rg1!!, con triple amenaza: mate en e1, mate en g5 y captura de dama; pero parece terminante 3... Ag1 j.!, ya que si 4 Rh1, Ae3 y las blancas no progresan, y si 3... R - g1 / 4 Dc1 j., Rh2 / 5 Dg1 j. y otra vez tablas por ahogado. ¿No se ha podido entonces cumplir el objetivo? El ajedrez siempre guarda maravillas: después de 4 R - g1, Dc1 j., las blancas ganan con la increíble 5 De1 j.!!, D - e1 j. / 6 Rh2 y las negras están perdidas, ya que es imposible evitar el mate en g3; después de 6... Df2 / 7 Ad6!, la defensa está en zugzwang; si 7... g4 / 8 Ad8 y mate; y si 7... Df4 j. / 8 g3 j., D - g3 j. / 9 A - g3 mate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de junio de 2001