Sinae optará a la construcción de 18 parques eólicos por 80.000 millones

Sinae Energía y Medioambiente, filial de Hidrocantábrico, presentará ofertas para la construcción de 18 parques eólicos en Castellón y Valencia, proyecto que supondrá una inversión de 80.000 millones de pesetas. El plan, que Sinae desarrolla junto a la sociedad local Energía y Desarrollo Sostenible (EYDES), integrada por nueve empresas valencianas, prevé la instalación de 509 generadores eólicos, con una potencia instalada de 492 megavatios, suficiente para abastecer a una población de 500.000 personas.

El proyecto irá acompañado por un plan industrial, que elabora la empresa Enron Wind, para desarrollar inversiones complementarias en la región. Las inversiones locales derivadas de la construcción de los parques eólicos, sumadas a las mejoras previstas en las infraestructuras eléctricas, ascenderán a 16.800 millones de pesetas. A esta cifra hay que añadir 14.132 millones que invertirá Hidrocantábrico en infraestructuras de transporte y distribución de energía eléctrica, dentro de su plan de expansión en la Comunidad.

El proyecto generará más de 600 empleos durante la construcción de los parques eólicos y unos 75 en la fase de explotación. Sinae se ha comprometido, a través de la empresa valenciana Atersa, a instalar tejados solares en 1.500 viviendas de la Comunidad a partir de julio. Sinae cuenta con ocho parques eólicos en funcionamiento, con una potencia instalada de 112 megavatios: cuatro en la provincia de Avila, dos en Soria, uno en Segovia y otro en Almería.

Durante este año, la empresa construye diez más, con una potencia de 329 megavatios: cuatro en Albacete, tres en Asturias, dos en Burgos y uno en Soria. El Plan Estratégico de Sinae entre 2001 y 2005 prevé una inversión de 160.000 millones de pesetas y la instalación de 1.550 megavatios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS