El Gobierno central sólo invirtió en Cataluña el 51,8% de lo presupuestado

Las inversiones ferroviarias fueron las únicas que se acercaron a lo previsto

El Gobierno central presupuestó el pasado año una notable cantidad de obras en Cataluña, pero sólo ejecutó el 51,8% de lo previsto. El análisis de la ejecución presupuestaria, hecho sobre la base de la información facilitada por el propio Gobierno, indica que el nivel de ejecución del presupuesto del año 2000 a 31 de diciembre alcanzaba sólo el 51,8% de lo previsto. Estos datos han excluido los relativos a la Seguridad Social y el Ministerio de Defensa.

El grupo parlamentario socialista hizo 106 preguntas destinadas a conocer el grado de ejecución presupuestaria. El Gobierno respondió a 96 de ellas que, sobre el total de la inversión prevista (68.852,4 millones de pesetas), representa el 78,5% (54.052 millones).

Medio Ambiente sólo destinó a costas el 14,4% de lo presupuestado

Los resultados obtenidos de las respuestas dadas por el Gobierno quiebran la tesis defendida reiteradamente por CiU de que las buenas relaciones entre el PP y CiU se han traducido en elevados porcentajes de inversión en Cataluña por parte del Gobierno central. La realidad es que la ejecución real se quedó en apenas la mitad.

El ministerio con mayor nivel de ejecución fue Fomento (54%) y el que cumplió menos el de Medio Ambiente (42,1%). Por áreas, las infraestructuras relativas al transporte fueron las más beneficiadas ya que lograron un cumplimiento del 54%, seguidas de Educación y Cultura (49,9%).

La tesis de que el Gobierno central estaba invirtiendo en Cataluña por encima incluso de los años previos a los Juegos Olímpicos ha sido expuesta reiteradamente por el presidente del Gobierno catalán, Jordi Pujol; el conseller en cap, Artur Mas, y el consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Pere Macias. No obstante, los tres utilizan siempre cifras referidas a los presupuestos, sin precisar si las obras han sido luego ejecutadas o no.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Una de las críticas efectuadas por la oposición socialista al Gobierno del PP es que se limita a anunciar las inversiones sin luego realizarlas.

El Gobierno central presupuesta inversiones por provincias y otras que tienen carácter supraprovincial porque afectan a más de una demarcación. Estas últimas fueron las que tuvieron mayor grado de cumplimiento (68,8%). Las provinciales se quedaron muy por debajo, en especial las referidas a Tarragona, que sólo alcanzaron el 39,6%. Las de Lleida llegaron al 42,6% y las de Barcelona superaron ligerísimamente la mitad de lo previsto hasta situarse en el 50,2%. La provincia más beneficiada fue la de Girona, con el 57,5%.

No obstante, el diputado socialista Germà Bel, que ha sistematizado la información, dice que estas cifras podrían variar ligeramente porque la información sobre Tarragona es más que escasa. 'No ha sido posible obtener información sobre las inversiones de Medio Ambiente en esta provincia y tampoco se ha conseguido información sobre tres inversiones relativamente significativas en carreteras, que suman más de 4.000 millones de pesetas', explicó Bel.

Entre los proyectos de carreteras con importes superiores a 1.000 millones de pesetas, sólo destaca 'con un grado relativamente aceptable' la ejecución de la variante de Cervelló, que alcanza el 81,4%. En cambio, la variante de Vila-seca (2.319 millones), la nueva conexión Altafulla-Vila-seca (1.000 millones), la duplicación de la calzada entre Lleida y El Alamús (1.367 millones) y las obras de la variante de Cervera y Santa Maria del Camí en la N-II (1.500 millones) carecen prácticamente de aportaciones.

Las mayores inversiones realizadas de las previstas en los presupuestos fueron las relativas al ferrocarril convencional (excluida la línea de alta velocidad). En este ámbito, las inversiones tuvieron un grado de ejecución muy superior al de la media y alcanzaron el 72,4%.

Las relativas a carreteras, en cambio, se quedaron incluso por debajo de la media, en el 48,5%.

Las inversiones medioambientales corrieron suertes muy diversas. Mientras que las referidas a obras hidráulicas fueron del 53,4%, las relativas a costas sólo llegaron al 14,4%.

En el primer caso destacan obras como las del pantano de Rialp. De los 2.114 millones previstos se ejecutaron obras por 1.326 millones (62,8%). En cambio, no se invirtió una sola peseta de los 600 millones previstos para el canal Segarra-Garrigues.

A la vista de estos datos, Germà Bel calificó ayer el nivel de ejecución de los presupuestos del Estado en Cataluña como 'muy deficiente' y sugirió que la situación 'se agravará' en este año 'puesto que la inversión directa presupuestada por el Estado se ha reducido desde los 68.852 millones del pasado año a 57.500 millones de pesetas'. 'El aumento de inversiones efectuadas por empresas públicas o sociedades estatales, particularmente las relativas al AVE', añadió Bel, 'ha tenido como contraste la reducción de la inversión en infraestructuras de transporte como la carretera y el ferrocarril convencional, particularmente en Cercanías'. La inversión en carreteras cae en 2001 el 24% con relación al pasado año, mientras que la de Cercanías lo hace en un 21%, explicó.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS