Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:37ª jornada de Liga | FÚTBOL

El Valencia se la juega en el Camp Nou

El Valencia se la juega en el Camp Nou. Necesita empatar ante el Barcelona la semana que viene para volver a clasificarse para la Liga de Campeones. El Deportivo, en cambio, tiene a tiro la segunda plaza. Triste despedida de Mestalla de Cúper, que entrenará al Inter la temporada que viene. Como en una metáfora de toda la temporada, el Valencia mostró su escasa capacidad para el gol. Todo lo contrario que el Deportivo, que apuntó poco pero bien. Le sirvió un fallo de Ayala para asegurarse el triunfo. Eso y confiar en su excelente defensa, con Naybet y Donato a la cabeza.

VALENCIA 0| DEPORTIVO 1

Valencia: Cañizares; Angloma, Ayala, Pellegrino, Fabio Aurelio; Albelda (Vicente, m. 77), Baraja, Kily González; Aimar (Zahovic, m. 73); Sánchez (Ilie, m. 65) y Carew. Deportivo: Molina; Manuel Pablo (Scalloni, m. 83), Donato (César, m. 57), Naybet, Capdevila; Víctor, Mauro Silva, Valerón (Emerson, m. 51), Fran; Makaay y Tristán. Goles: 1-0. M. 68. Makaay aprovecha un error de Ayala para encarar a Cañizares, regatearlo y marcar. Árbitro: Carmona Méndez. Amonestó a Valerón, Capdevila, Emerson y Baraja. Unos 53.000 espectadores en Mestalla. Lleno.

En un partido muy abierto, en un auténtico choque de trenes, Donato sobresalió por encima de los demás. Dictó enseñanzas defensivas: anticipación, contundencia y sobriedad hasta que se lesionó en la segunda parte. Y no sólo destacó por sus facetas defensivas, sino que acechó el gol en sus incorporaciones: Donato envió dos disparos consecutivos a los palos.

Entremedias, Pablito Aimar fue cogiendo la onda a medida que se fue zafando de la capacidad defensiva de Mauro Silva, que no pudo con el menudo argentino. Aimar generó media docena de ocasiones que, por unas cosas u otras, sus compañeros enviaron al garete.

El Deportivo, que comenzó mandón, se empequeñeció con el crecimiento de Aimar y la presencia de Baraja, que superó a Valerón (sustituido en la segunda parte por Irureta). Tan sólo Fran hurgó en la flaqueza defensiva de Angloma, que atacó más que defendió. Ausente Mendieta por lesión, Albelda ocupó esa demarcación -interior derecho- y a Fran le atizó un par de patadas.

Tras la reanudación se presentó Fabio Aurelio, un lateral izquierdo brasileño de una habilidad extraordinaria. El regate de serpiente que se inventó para infiltrarse entre Víctor y Manuel Pablo es de lo mejor de la temporada en Mestalla. El Deportivo se adormiló y sólo lo despertó Emerson, objeto de un penalti de libro que le hizo Fabio Aurelio y que no vio el árbitro. Al Valencia le faltó gol, como le ha ocurrido a lo largo de la temporada. Y al Deportivo no, evidentemente. Le apareció una ocasión tras un error de Ayala y Makaay lo aprovechó, naturalmente. Tras el gol, el Valencia se desplomó; el Depor jugó a placer y Cúper movió el banquillo para invertir la dinámica del partido. Pero fue el valencianista un ataque desesperado, sin claridad, y con Zahovic arrastrando su pésima condición física a pesar de acabar de jugar sólo el último tramo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de junio de 2001