Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El SVA intercepta en Cádiz un yate que transportaba 5.000 kilos de hachís

El Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) interceptó ayer en Cádiz, a las 13.00, un yate de recreo en la desembocadura del río Guadalquivir, cerca de la localidad de Chipiona (Cádiz), que transportaba un alijo de 5.000 kilogramos de hachís. En la operación fueron detenidos los dos ocupantes de la embarcación, dos vecinos de Sanlúcar de Barrameda, de 50 y 28 años de edad.

La droga estaba repartida en 157 bultos de sacos de arpillera ocultos en la bodega y en la cubierta del yate interceptado, modelo Phantom 52, de 15 metros de eslora, llamado Neura. El jefe de la unidad del SVA de Cádiz, Santiago Villalba, confirmó que este barco estaba siendo vigilado desde hace varias semanas debido a las sospechas que había levantado por sus continuos viajes por el Estrecho.

En esta ocasión, fue avistado en la madrugada del domingo por un helicóptero del servicio en alta mar. Debido a las difíciles condiciones del mar a causa del fuerte viento de poniente, la patrullera del SVA Gerifalte I no se activó hasta la llegada del yate a la desembocadura del Guadalquivir, donde fue abordado, tras una larga persecución, en una 'peligrosa y difícil' operación, según explicó Villalba. El yate fue conducido a Puerto América, en la ciudad de Cádiz, donde fue descargado el alijo. El SVA sospecha que el alijo era de una banda española que habría cargado la droga en Larache o Casablanca, en Marruecos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de junio de 2001