Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAJAS DE AHORRO | I+D

El Consell descalifica los pactos propuestos por Pla e impone su propia agenda

El PP se escuda en la mayoría absoluta

En materia de pactos de Estado no se puede hablar de mimetismo entre lo que sucede a nivel estatal y autonómico. El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, planteó en su agenda política cuatro grandes acuerdos de interés general con el Partido Popular en el Gobierno: políticas de inmigración, lucha contra el terrorismo, reforma de la justicia y financiación autonómica. José María Aznar descalificó las propuestas, pero tras las reticencias iniciales acabó por pactar sobre terrorismo y justicia, no así en políticas de inmigración -a pesar de los vaivenes en las actuaciones gubernamentales- y mantiene abierto el diálogo sobre la financiación autonómica.

En la Comunidad Valenciana, y salvando las diferencias, el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, ha propuesto acuerdos sobre cuestiones estratégicas que requieren estabilidad y continuidad tanto en el marco regulador como en el esfuerzo presupuestario. Todas las propuestas nuevas se han estrellado contra la descalificación de los populares -inmigración, investigación y desarrollo (I+D) y residuos-. Los temas que Pla incluyó como parte de la agenda vieja de Eduardo Zaplana -Acadèmia Valenciana de la Llengua, cajas de ahorro y reforma del Estatuto- siguen pendientes y cobran actualidad informativa en función de las manifestaciones de los negociadores: básicamente los dos líderes políticos. La única excepción en la política de pactos es el acuerdo referido a la crisis de las vacas locas y la fiebre aftosa, que se escenificó el pasado mes de febrero en la sede de la Presidencia de la Generalitat.

Tras la oposición de los populares a las propuestas socialistas subyace, además de su voluntad para mantener la iniciativa de la agenda política, la reticencia a asumir compromisos presupuestarios que hagan más fácilmente evaluable la gestión. Una actitud que no ha desanimado al PSPV pero que le obligará a rectificar la estrategia el próximo otoño.

Mayor peso para el PSPV con la proporcionalidad

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de junio de 2001

Más información