Los accionistas de Terra critican la caída en Bolsa y las 'stock options' a 20 euros

Agut pide paciencia 'porque esto sale adelante, con toda seguridad'

La junta se presumía más tensa de lo que fue y dejó en entredicho las fuertes medidas de seguridad adoptadas. Si los ánimos se encresparon fue por un muro que separaba -por mitad- la sala en la que se celebró la junta de accionistas. El muro privilegiaba la visión de la presidencia a los analistas invitados, directivos y periodistas. Al fondo, mirando una gran pantalla, se encontraba la masa de accionistas, algunos de los cuales afirmaron, en sus intervenciones, que han llegado a perder un 85% de la inversión que hicieron al comprar acciones de Terra. Los accionistas consideraron que aquel muro era 'una vergüenza y una falta de respeto'.

La mayoría de los accionistas aplaudieron los esfuerzos de Agut, nombrado presidente el pasado 4 de septiembre, por reducir las pérdidas operativas de la compañía (14.875 millones entre enero y abril de este año) y realizar compras estratégicas de portales de negocio en EE UU para hacer subir el valor de la acción. Los accionistas reconocieron 'haber detectado un cambio respecto a la gestión de los tiempos de Juan Villalonga'.

Más información

Joaquim Agut, con tono conciliador, acabó pidiendo a los accionistas 'paciencia, porque esta sociedad sale adelante con toda seguridad', al tiempo que presumía de tener 416.000 millones 'en el banco', con los que hacer 'compras que contribuyan a acortar el plazo hasta obtener resultados positivos'. Entre estas compras, Agut se refirió a portales especializados para vender música, motor, finanzas o viajes.

El presidente de Terra Lycos también presumió de tener socios estratégicos comprometidos como La Caixa o Telefónica, que acudió a una ampliación de capital de 365.000 millones de pesetas, en septiembre del año pasado. 'Tener a Telefónica detrás es nustro mejor activo', afirmó.

Tozudamente, una docena de accionistas exigía, una y otra vez, rentabilidad a sus inversiones en Terra. Mientras, Agut repetía las causas coyunturales que afectan a los valores de Internet en los mercados y 'la caída de un 35% de nuestro volumen diario de cotización' como los factores que castigan al valor.

Reproches a Bob Davis Los accionistas reprocharon al consejo la actitud de Robert Davis, fundador de Lycos y vicepresidente de Terra Lycos, quien vendió 3,5 millones de acciones de Terra poco después de que la española comprase el portal norteamericano. '¿Por qué no está aquí Davis?', se preguntaba un accionista extrañado de su ausencia a la junta.

'Davis es el principal accionista privado de Terra Lycos, con más de 9 millones de acciones, y está muy interesado en la buena marcha de Terra', dijo Agut, quien leyó una carta de Bob Davis en la que el norteamericano afirma que está muy ocuprado presentando su libro Speed is life (Velocidad es vida), cuyo éxito considera que será 'favorable para Terra Lycos'.

Agut defendió ante los accionistas la 'legalidad y transparencia' de la compra del portal Olé, cuestionada por un accionista, Tomás Ragué, quien afirmó que la operación había beneficiado al ex consejero de Telefónica Martín Velasco, y a Josep Vallès, empleado de la Fundación Catalana para la Recerca- patrocinada por la Generalitat- que la creó y la vendió a Vallés por 200.000 pesetas.

Según Agut, los problemas en la compraventa no afectan a Terra, 'sino en todo caso a Infosearch Holding, en un asunto que investiga el Juzgado de Instrucción 8 de Barcelona. El presidente de Terra descartó abrir una comisión de investigación interna sobre posibles responsabilidades de miembros del consejo de Terra en la compraventa de Olé, que proporcionó más de 3.000 millones a los que vendieron el portal a la filial de Telefónica.

Agut reiteró que la fusión entre Terra y TPI Páginas Amarillas es una decisión que 'corresponde a Telefónica'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 07 de junio de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50