Rexach: 'Estamos en la UVI'

El técnico define la complicadísima situación del equipo y Luis Enrique se culpa por su expulsión

La frase de Carles Rexach fue certera y definitoria: "Estamos en la UVI. La situación es más que crítica". El técnico del Barça no utilizó paños calientes tras la derrota ante el Oviedo. Si bien es cierto que lamentó la anulación de un gol que en su opinión fue válido y que echó de menos, "como en otros muchos partidos una pizca de suerte", sus conclusiones fueron demoledoras. "Ha sido querer y no poder", afirmó. "Guste o no guste si no estamos en la Champions será culpa nuestra. Hemos perdido partidos tontos durante toda la temporada. Incluso empatando dependíamos de nosotros mismos pero no hemos podido".

Rexach echó de menos mayor rapidez y dinamismo en el juego de su equipo. "No hemos jugado mal pero hemos estado lentos. Al equipo le falta un poco de confianza y prueba de ello es que cuando mejor ha funcionado es cuando se ha encontrado por delante en el marcador". No es lo único que echa de menos Charly. "El Barcelona", prosiguió, "normalmente tenía gol y últimamente nos está costando mucho conseguirlos". Eso sí, aseguró el técnico que el Barcelona no puede renunciar a nada aunque incidió de nuevo en la idea que había expresado a lo largo de la semana, teniendo en cuenta que la próxima jornada de Liga, la penúltima, no se disputa hasta el próximo 10 de junio: "Yo dije que era la peor época para afrontar el partido porque ahora habrá 15 días durante los que se especulará, de sufrimiento, y durante los que se puede pensar demasiado. A veces las situaciones límite cuanto más cortas se hacen, mejor".

Más información

Frank De Boer, tras referirse a la ventaja que ha adquirido el Valencia de cara a la clasificación para la Liga de Campeones, sentenció: "Ahora la vida es muy dura". El defensa holandés lamentó que el tanto logrado por ayer por Kluivert no acabara subiendo al marcador. "El árbitro ha robado un gol clarísimo", afirmó. "Fue muy duro para nosotros porque contra estos equipos tienes que marcar pronto. Es verdad que no hemos jugado muy bien, pero ellos han chutado dos veces y una ha sido gol y la otra ha sido una buena parada de Dutruel".

Luis Enrique entonó el mea culpa por haber cometido la acción que le llevó a ser expulsado en el minuto 65. "He estirado la pierna hacia el rival pero no con ánimo de agredirle sino para quitármelo de encima. Pero no digo que la expulsión haya sido injusta. Ha sido un gran error mío que perjudicó a mi equipo. En un partido clave como era éste, me duele bastante". El jugador asturiano del Barça se negó a opinar sobre el árbitro y puntualizó: "Nuestra situación se debe a nuestros propios errores a lo largo de la temporada. Hemos perdido muchos puntos en casa y ahora peligra un objetivo que, sobre el papel, debería ser muy claro y fácil. Vamos a ver si nos metemos en Liga de Campeones o, de lo contrario, el error será nuestro. Este año cuando hemos dependido de nosotros no hemos estado bien".

El bagaje de los cinco partidos de Liga disputados por el Barça desde que Rexach relevó a Llorenç Serra Ferrer en el banquillo llevaron a Gabriel Masfurroll, portavoz del Barcelona, a exponer una dolorosa conclusión: "La situación es preocupante. Lo de los méritos es muy relativo. Lo que valen son los puntos y tu lugar en la clasificación. Nuestra obligación es salir a ganar todos los partidos. Hemos de ir a ganar a Valladolid, es difícil, estamos en una dinámica complicada, el cambio de entrenador se hizo para cambiarla y no se está consiguiendo". Aficionados azulgrana mostraron su disgusto sacando pañuelos tras el partido y una cincuentena de ellos reclamaron la dimisión de la directiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 27 de mayo de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50