Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AJEDREZ | TORNEO DE KAZAJSTÁN

Kaspárov alcanza a Krámnik gracias a Shírov

Viejos rivales, aunque jóvenes en edad, lucha vibrante y un empate espectacular. Lo consiguió, al borde del abismo, el español Alexéi Shírov frente al ruso Vladímir Krámnik, campeón del mundo oficioso, en la tercera ronda del torneo de Astaná (Kazajstán). Gari Kaspárov ganó muy bien a su compatriota Alexánder Morosiévich y llegó a la primera jornada de descanso empatado con Krámnik en el primer puesto. El israelí Borís Gélfand se impuso al kazajo Darmen Sadvakásov.

Krámnik, de 25 años, ha recorrido con éxito una buena parte del camino hacia la perfección. Al precio de que algunas de sus partidas sean un tostón, y de firmar decepcionantes empates sin lucha, el exalumno de Kaspárov ha alcanzado un asombroso grado de refinamiento. Su capacidad para convertir ventajas minúsculas en victorias inapelables le ha llevado a la cumbre: en sus manos, las piezas bailan una danza muy armónica, todo está en su sitio.

Pero todo eso no bastó para doblegar la genialidad de Shírov, quien representa el estilo antitético: el español, casi siempre en la estrecha frontera entre la brillantez y la derrota, crea una belleza ardiente. Ayer, cuando parecía perdido, hiló una larga serie de sutilezas y logró un empate justo.

No menos placentero fue el trabajo de Kaspárov, aunque debe subrayarse que Morosiévich contribuyó al aceptar la lucha cuerpo a cuerpo, huyendo de las continuaciones de tablas. El ‘número uno’ dio una conferencia magistral sobre el aprovechamiento de las casillas débiles de un mismo color y consiguió una victoria que pone el torneo al rojo vivo cuando apenas se ha disputado la tercera parte, y en vísperas del duelo más esperado: tras el descanso de hoy, Kaspárov jugará mañana con las piezas negras frente a Krámnik.

Clasificación: 1º-2º Krámnik y Kaspárov 2,5 puntos; 3º-4º Shírov y Gélfand 1,5; 5º Morosiévich 1; 6º Sadvakásov 0.

LAS PARTIDAS DEL DÍA

COMENTARIOS TÉCNICOS: LEONTXO GARCÍA

Blancas: Krámnik. Negras: Shírov.

1 d4 d5 2 c4 c6 3 Cf3 Cf6 4 e3 Af5 5 Cc3 e6 6 Ch4 Ae4 7 f3 Ag6 8 Db3 Db6 9 Cxg6 hxg6 10 Ad2 Cbd7 11 0-0-0 Dxb3 12 axb3 Ad6 13 h3 Ch5 14 Ad3 Cg3 15 The1 0-0-0 16 cxd5 exd5 (Parece mejor que 16 ..cxd5 17 Cb5 Ab8 18 Rb1, para seguir con Tc1) 17 e4 dxe4 18 fxe4 f6 19 Te3 Ch5 (Cambiar alfiles conduce al desastre: 19 ..Af4 20 Tf3 Axd2+ 21 Rxd2 Ch5 22 g4, y el caballo está perdido) 20 Tf3 g5 21 e5 fxe5 22 Axg5 Chf6 23 Af5 Rc7 24 Ce4 Ae7 25 dxe5 Cxe5 26 Af4 Txd1+ 27 Rxd1 Td8+ 28 Rc2 Cxe4 29 Axe5+ Ad6 (Si 29 ..Cd6 30 Ag4, y el peón de g7 está maduro para la recolección) 30 Axg7 Tg8 31 Axe4 Txg7 (La ventaja blanca es evidente, pero todavía no es ganadora por la presencia de alfiles que circulan por casillas de diferente color) 32 g4 Ae7 33 Rd3 Rd6 34 Rd4 a6 35 Ad3 Tg8 36 Ac4 Tf8 37 Txf8 Axf8 38 g5 Ag7+ 39 Re4 Axb2 40 Rf5 b5 41 Ad3 a5 42 h4 a4 43 bxa4 bxa4 44 Ac4 a3 45 Aa2 (El plan de Krámnik es Rg6-Rh7, para avanzar después los peones. Shírov encuentra la mejor defensa) 45 ..Ad4 46 Rg6 Rc5 (Hay que hilar muy fino. Por ejemplo: 46 ..Re5 47 h5 Rf4 48 h6 Ah8 -si 48 ..Rg4 49 Ae6+ Rh4 50 h7 c5 51 Rh6, ganando- 49 Rh5 -pero no 49 h7 Rg4 50 Rh6 Rf5 51 g6 Rf6, tablas- 49 ..Rf5 50 g6 Rf6 51 Ab3, ganando) 47 h5 Rb4 48 Rf5 (No es suficiente 48 h6 por 48 ..c5 49 Rh7 c4 50 g6 c3 51 g7 c2 52 g8D c1D, tablas) 48 ..c5 49 Re4 (Llevar el rey contra el peón de c5 no sirve: 49 h6 c4 50 Re4 c3 51 Rd3 c2 52 Rxc2 Ae3 53 h7 Ad4 54 Rd3 Aa1 55 Re4 Rc5 56 Rf5 Rd6 57 Rg6 Re7 58 Rh6 Rf8, tablas) 49 ..Ab2 50 h6 Ac1 51 Rf5 c4 52 Re6 Ab2 53 g6 c3 54 g7 c2 55 g8D c1D. Tablas.

Blancas: Morosiévich. Negras: Kaspárov.

1 e4 c5 2 Cf3 d6 3 d4 cxd4 4 Cxd4 Cf6 5 Cc3 a6 6 Ac4 e6 7 Ab3 b5 8 0-0 Ae7 9 Df3 Dc7 10 Dg3 0-0 11 Ah6 Ce8 12 Tad1 Ad7 13 f4 Cc6 14 f5 Cxd4 15 Txd4 Af6 16 Td3 Ae5 17 Dg4 b4 18 f6 g6 (Si 18 ..Db6+ 19 Rh1 Axf6 20 Txf6 bxc3 21 Axg7 cxb2 -no vale 21 ..Cxg7 por 22 Tg3- 22 Axf8+ Rxf8 23 Tf1, con ventaja decisiva) 19 Ce2 a5 20 Axf8 Rxf8 21 Dh4 (Después de 21 c3 Cxf6, las negras tendrían compensación) 21 ..a4 22 Dxh7 Da7+ (Empieza la lección magistral del aprovechamiento de las casillas negras) 23 Rh1 Cxf6 24 Dh6+ Re7 25 Ac4 Dc5 26 b3 axb3 27 Axb3 Ab5 28 Cf4 Axf4 29 Dxf4 De5 30 h3 g5 31 Df2 g4 32 Db6 (Morosiévich rechaza el camino del empate, y se equivoca: 32 Dxf6+ Dxf6 33 Txf6 Rxf6 34 Txd6 gxh3 35 Td4 hxg2+ 36 Rxg2 Tb8, y las blancas no pueden perder) 32 ..Cd7 33 Df2 Cf6 34 Db6 Th8 35 Txd6 (La última oportunidad para empatar era 35 Dc7+ Cd7 36 Txd6 Txh3+ -si 36 ..Dxd6 37 Txf7+, ganando- 37 gxh3 Dxe4+ 38 Rg1 De3+ 39 Tf2 De1+ 40 Rg2 De4+ 41 Rh2 De5+, tablas) 35 ..Dxd6 36 Dxd6+ Rxd6 37 Txf6 Th7 38 Rh2 Re5 39 Tf2 gxh3 40 gxh3 Ac6 41 Ac4 Axe4 42 Te2 f5 43 Ad3 Rf4 44 Axe4 fxe4 45 Tf2+ Re3 46 Tf8 e5 47 Te8 Tc7 48 Txe5 Rf4 49 Tb5 Txc2+ 50 Rg1 e3 51 Txb4+ Rf3 52 Tb1 Tg2+ 53 Rh1 e2 54 a4 Rf2 55 a5 Tg5 56 Rh2 Txa5 57 h4 Ta3, y Morosiévich se rindió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 2001