Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

UN AROMA SECULAR

Salvador Echiandía Gal recorría Asturias a principios del siglo pasado vendiendo sus jabones cuando recaló en la noble Pravia. No le molestaron los efluvios del negro Nalón, el río que arrastraba los abundantes desperdicios de las cuencas carboníferas astures, sino que le cautivaron los olores del heno fresco recién cortado. De vuelta a la factoría, conminó a sus empleados a buscar un perfume 'como el heno que he olido en Pravia'. Dos años de investigación dieron como resultado la marca Heno de Pravia para jabón, brillantina y otros productos de belleza. El autor de Tigre Juan, Ramón Pérez de Ayala, escribió sobre la popularidad de estos jabones, y el pintor de la mujer morena, Julio Romero de Torres, los reflejó en sus lienzos. Un siglo después del viaje del fundador por los aledaños del Cantábrico, la casa Gal ha vuelto a Pravia. Ha montado una exposición en un palacio de la localidad con dos centenares de piezas de gran valor y, desde hace unos días, 'el aroma de mi hogar', que pregonaba el reclamo publicitario, alegra la histórica villa, donde una asociación cultural pidió hace un año la dedicación de una calle al promotor de tan perfumada fama.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 2001