Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decretada prisión para la mujer que dio a luz y dejó al bebé en bolsas de basura

La titular del Juzgado de Instrucción 1 de Villacarrillo (Jaén), Elena García, decretó ayer prisión incondicional sin fianza para la joven de 22 años Desamparados T. S., que dio a luz sola y cuyo bebé fue encontrado muerto en bolsas de basura dentro de su propio domicilio. Ella y varios testigos, entre ellos médicos y enfermeras, prestaron ayer declaración en el juzgado.

Desamparados T. S. ha permanecido ingresada en el hospital San Agustín de Linares desde el pasado domingo hasta que ayer acudió al juzgado a declarar. Una hemorragia fue la que hizo que acudiese, acompañada por su madre, hasta los servicios sanitarios de urgencias después de dar a luz. De allí se decidió su traslado al hospital, donde se comprobó que la hemorragia procedía de un parto reciente. El personal sanitario alertó a la Guardia Civil, que acudió hasta el domicilio, donde se encontró el cadáver de una niña.

Al bebé se le ha realizado una autopsia para conocer la causa exacta de la muerte y se han remitido pruebas a los laboratorios sobre varios tejidos del cuerpo. El cuerpo de la recién nacida estaba envuelto en bolsas de plástico y en la vivienda la Guardia Civil encontró rastros de sangre en el patio y en el cuarto de baño.

Ayer comparecieron ante la juez vecinos y personal sanitario que atendió a la joven jiennense. Ésta estuvo contestando a las preguntas de la titular del juzgado durante dos horas. Se produjo un receso a mediodía tras alegar Desamparados T. S alegó que se sentía mal. La declaración estaba previsto que se celebrase el lunes, pero el personal médico del hospital recomendó que se retrasase un día por el estado físico de la mujer.

La juez ha acordado el secreto del sumario. Las diligencias se retrasaron por la mañana porque la joven carecía de abogado.

El bebé fue alumbrado con vida en la aldea de Venta de los Santos, perteneciente al término municipal de Montizón, pero murió de una hemorragia al no serle obstruido el cordón umbilical, según los primeros indicios. Los servicios médicos de la aldea trataron de reanimar a la recién nacida cuando fue descubierta entre las bolsas de plástico, pero ya sólo se pudo certificar su muerte.

Tanto los padres de la joven como los vecinos y amigos aseguraron desconocer la noticia del embarazo. El alcalde de Montizón, Jesús Maigler, indicó que se lo ocultó a todo el mundo 'y nadie sospechó nada'. Desamparados T. S. estuvo trabajando en la campaña de recogida de la aceituna sin faltar un solo día a pesar de su avanzado estado de gestación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de mayo de 2001