Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El destino de Zaplana se conocerá en el otoño de 2002, según Arenas

La incógnita sobre el futuro destino político del actual titular de la Generalitat, Eduardo Zaplana, se desvelerá en otoño de 2002. Javier Arenas, secretario general del PP, fijó ayer en Alicante esa fecha como plazo máximo para hacer públicos los derroteros de la carrera política del líder de los populares valencianos. 'En otoño de 2002, en función de la posición personal de Zaplana y de los intereses del PP, decidiremos', dijo Arenas.

El dirigente nacional del PP hizo estas declaraciones momentos antes de pronunciar una conferencia, bajo el título El centro reformista y la próxima década, organizada por el Club Opinión Encuentro de Alicante. Arenas, aparte de Zaplana, estuvo arropado por numerosos cargos públicos y dirigentes del PP valenciano.

La fecha de otoño de 2002 anunciada por Arenas no es casual. Para entonces, de respetarse el calendario electoral, están previstos los comicios autonómicos catalanes. En principio, el PP apuesta por el actual ministro de Exteriores, Josep Piqué, como cabeza de cartel electoral. De materializarse esta hipótesis, quedaría vacante el puesto de Exteriores. Éste podría ser el primer destino de Zaplana en el Gobierno central a la espera de escalar metas más altas.

Antes de anunciar la fecha en la que los populares decidirán cuál es el futuro de Zaplana, el secretario general del PP no escatimó elogios sobre la talla y gestión política del presidente del Consell. 'Zaplana es uno los principales activos del PP en España, pero también es un excelente presidente autonómico', dijo. 'En los últimos años el peso político de la Comunidad en España ha crecido notablemente', añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2001