Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Cuartos de final de la Liga de Campeones

Riazor mide su leyenda

El Deportivo apela al 'embrujo' de su estadio para intentar la gran remontada ante el Leeds

El gran fútbol llegó tarde a Riazor, pero en pocos años el coso coruñés ya se ha forjado toda una leyenda. Ese estadio que acarician los rumores y el aroma del Atlántico, donde el Deportivo ha edificado su grandeza, verificará esta noche (20,45, Canal +) cuál es la estatura de su mito reciente. El desafío se antoja gigantesco: superar tres goles de desventaja ante el Leeds United, un equipo de aire juvenil, visto con displicencia hasta hace poco, pero que en el último mes ha vivido una orgía de buen juego y mejores resultados que lo ha convertido en una de las escuadras más en forma de las ligas europeas.

Los grandes clubes españoles han sido los primeros en sucumbir a lo que el preparador deportivista, Javier Irureta, llama el embrujo de Riazor: en la última década, el Madrid no ha ganado nunca en el estadio coruñés y el Barcelona, una sola vez. En el último año y medio, Riazor ha sido testigo de la consecución de una Liga y de sólo dos derrotas de su equipo. Europa también tuvo noticia de los poderes mágicos del coso blanquiazul hace poco más de un mes, cuando al Deportivo fue capaz de dar la vuelta, en sólo 27 minutos, a la ventaja de tres goles que había adquirido el París Saint-Germain (PSG). Al recuerdo de esa inenarrable remontada se aferra ahora el deportivismo para alimentar la esperanza de que esta noche Riazor vuelva a despegarse del mundo real para sobrevolar el territorio de los sueños. 'Lo del PSG ocurrió el otro día, no cuando Franco era cabo', bromeaba ayer Irureta. 'Si fue posible una vez, tenemos que intentarlo de nuevo'.

Irureta se plantea el partido como una batalla de 'desgaste'. 'Tenemos que tratar de erosionarlos poco a poco tanto física como anímicamente. El partido de ida puede servirnos de ejemplo. Ellos nos ganaron 3-0 y dos de los goles los metieron en la segunda parte. Yo me conformaría con eso mismo, con llegar al descanso con 1-0. Hay que actuar con cabeza, no volvernos locos'.

David O'Leary, el técnico del Leeds, también prometió que el Leeds, conforme al clásico espíritu inglés, no especulará con el resultado: 'Jugamos al ataque y no vamos a cambiar. Saldremos a intentar meter goles'. Irureta sólo tiene una baja importante, la de Emerson, sancionado por acumulación de amonestaciones.

Hace un mes, cuando se sortearon los emparejamientos en los cuartos de final, el Leeds parecía el más asequible de todos los rivales. Pero el vértigo del fútbol ha invertido la situación en sólo un mes. El conjunto inglés ha ido toda la temporada de menos a más. Algunos jugadores clave, como el australiano Kewell, han recuperado la forma tras superar sus lesiones, y el Leeds encara la recta final de la temporada con más frescura que nadie. No lo demuestra sólo el 3-0 del choque de ida, sino también los resultados de la Liga Inglesa, en la que el conjunto que dirige el irlandés David O'Leary lleva once jornadas sin perder. Aunque, de momento, no sea un gran equipo, puede estar en camino de serlo. Antes de viajar a A Coruña, el Leeds se permitió profanar el santuario de Anfield, donde derrotó al Liverpool por 2-1. Riazor no tiene tanta historia como el viejo estadio de la ciudad de los Beatles, pero esta noche quiere defender su joven leyenda.

Deportivo: Molina; Manuel Pablo, Donato, Naybet, Romero; Valerón, Mauro Silva; Víctor, Djalminha, Fran; y Makaay.

Leeds: Martyn; Mills, Ferdinand, Matteo, Harte; Bowyer, Dacourt, Batty, Kewell; Smith y Viduka.

Árbitro: Braschi (Italia).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de abril de 2001