Crítica:TEATROCrítica
i

Simple ejercicio

Colorines, vocecitas, saltos, bailetes, mohines, amaneramientos, tocamientos, burletas: la antigua farsa. No me gusta mucho que un grupo de alumnos de la Escuela de Arte Dramático, incluyendo al director -Víllora, hasta ahora critico de teatro en Abc- terminen su curso con esta nadería; si le gusta al público, les servirá para aprender, incluso los vicios del actor, tan imprescindibles. El texto es otra cosa: Ignacio Amestoy está curtido en escribir obras liberales, y esta toma por ejemplo al fabulista Samaniego, vasco como él, ilustrado, liberal cuando la palabra podía tener un buen sentido; suenan algunas de sus fábulas, de la Zorra y las Uvas se hace alguna alegoría y toda frase se aprovecha para lamentarse de aquella aparición de una cierta forma de libertad y de laicismo, y de crítica a la ignorancia. Dicho, movido como está, bailoteado, caricaturizado, el texto pierde importancia. Veremos, si nos da tiempo, a algunos de estos alumnos, incluso al director, salir de este primer pasto para triscar mas vivamente en el futuro.

La zorra ilustrada

Autor: Ignacio Amestoy. Intérpretes: Rafael Campos, Vanesa Arévalo, Francisco José Pacheco, Gemma Moríllo Marta G. Cazoria Roberta Hollín Fran Álvarez, José David Fernández (Fabu). Vestuario: Deborah Macías. Iluminación: Miguel Ángel Camacho. Dirección: Pedro Manuel Víllora. Teatro del Círculo de Bellas Artes.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de abril de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50