Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Figo afirma que 'Pep será grande vaya donde vaya'

El Real Madrid no fue ajeno al impacto de la decisión de Guardiola, símbolo máximo del Barcelona, con todo lo que eso significa. Sin embargo, todas las reacciones fueron de elogio y respeto por el capitán azulgrana. Jorge Valdano, director general del club, expresó su admiración por el jugador: 'Sólo puedo sacarme el sombrero ante un jugador que representa las dos puntas del fútbol: la ideológica y la sentimental. Es uno de los granfes impulsores del nuevo fútbol español, junto a Cruyff y la Quinta del Buitre'.

Valdano se refirió a Guardiola como un jugador único. 'De él se puede decir que sabe jugar al jugar, en el sentido estricto de la palabra. Algunos tienen condiciones de crack por su velocidad, o por habilidad, o por su remate. Guardiola lo es por su concepción del fútbol y por su defensa de una manera de jugar. Su marcha produce una sensación de vacío. Jugadores como Guardiola marcan tanto el paisaje que, cuando se van, dejan un agujero. Le echaremos de menos'.

Todos los jugadores del Real Madrid se mostraron sorprendidos ayer por la decisión de Guardiola de abandonar el Barcelona. Todos menos Figo. El portugués, el último en abandonar el barco azulgrana, reveló con el gesto cansino que 'todos lo sabíamos y lo mejor es que lo haya dicho ahora'. Figo, amigo personal de Guardiola, parecía una cinta rebobinada de sus comparecencias veraniegas. 'Es su decisión y hay que respetarla'. Mientras los jugadores entraban en sus coches, Figo, aclamado por las muchachas que se agolpaban en las vallas que separan a los futbolistas de los aficionados, repetía: 'Pep seguirá siendo grande, porque Pep es grande vaya donde vaya'.Raúl, el jugador bandera del Madrid a quien se compara con Guardiola en el rol de símbolo de unos colores, tampoco mostró sorpresa. Ni sorpresa ni ninguna otra emoción. El delantero abandonó la ciudad deportiva con el ceño fruncido y la ventanilla del coche entreabierta para decir que no tenía nada que opinar. 'Los símbolos pasan a la historia', sentenció Figo. Fernando Hierro unía a la sorpresa una dosis de tristeza: 'Se va uno de los nuestros'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 2001