Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:LOURDES FLORES | CANDIDATA A LA PRESIDENCIA DE PERÚ POR UNIDAD NACIONAL

'No le cerraré los brazos a ningún voto fujimorista'

Las últimas encuestas la sitúan en el segundo lugar, con un 25%, detrás de Alejandro Toledo, y tiene posibilidades de pasar a una eventual segunda vuelta si Alan García lo permite. Lourdes Flores Nano, de 41 años, nacida en Lima, es abogada con un doctorado por la Universidad Complutense de Madrid y militante del Partido Popular Cristiano (PPC) desde los 18 años. Nadie duda de su honestidad. Su larga trayectoria política no exhibe ninguna mancha de corrupción ni de comportamiento ilícito. Sin embargo, sus adversarios han abierto una brecha en su imagen al presentarla como la candidata del continuismo. 'No hay mayor mentira que acusarme de fujimorista', dice. 'Fue un error muy grave por mi parte no haber respondido con firmeza a quienes me acusan de fujimorista'.

Pregunta. ¿Qué queda por hacer para acabar con la red de corrupción tejida por el ex presidente Alberto Fujimori y su asesor Vladimiro Montesinos?

Respuesta. Tenemos que continuar con los procesos que están en marcha. Quisiéramos que continuara el mismo equipo del procurador especial, José Ugaz. Es necesario alcanzar la verdad con realismo, conocer quiénes están involucrados.

P. ¿Qué pasos va a dar, de llegar a la presidencia, para lograr la extradición de Fujimori y la captura de Montesinos?

R. En lo que se refiere a Montesinos, hay que aclarar, de entrada, la presunta protección que Venezuela ha prestado al ex asesor e investigar a fondo quiénes le están amparando, cuál es la actitud de la Administración estadounidense y de la CIA. En cuanto a Fujimori, hay que dar la primera batalla en la instancia judicial, ya que Japón le ha reconocido la nacionalidad japonesa. Posteriormente habrá que recurrir a la presión pública para conseguir llevarle ante los tribunales.

P. Usted habla de economía social de mercado, Toledo dice que su corazón está con los problemas sociales y García se presenta como el candidato de los postergados y olvidados. ¿A quién van a votar los ricos?

R. Creo que algunos quieren votar por Toledo, porque consideran que con él tendrían un esquema más mercantilista.

P. ¿Qué razón tienen los peruanos para votar por Flores?

R. Porque somos la opción más creíble.

P. ¿Cuál será su principal objetivo como presidenta?

R. Al cabo de cinco años, me gustaría ser recordada como la presidenta que cambió la educación y solidificó las instituciones.

P. Su candidatura reúne a políticos tan dispares como un comunista y un prominente miembro del Opus Dei. ¿No corre el riesgo de convertirse en una jaula de grillos incapaz de ponerse de acuerdo a la hora de gobernar?

R. Mi candidatura es una alianza amplia. Hemos optado por un esfuerzo de concertación más allá del espacio político de mi partido.

P. ¿A quién preferiría de contrincante si su candidatura pasa a una segunda vuelta?

R. Por una parte, me parece más interesante enfrentar modelos contrapuestos como el de Alan García, que promueve una mayor intervención del Estado, en contra de nuestros planteamientos. En la candidatura de Toledo veo mucha indefinición.

P. ¿Apoyará una Comisión de la Verdad para esclarecer las violaciones de derechos humanos perpetradas en el pasado?

R. Absolutamente. Yo me opuse frontalmente a la ley de amnistía.

P. ¿Y los presos condenados injustamente?

R. Los inocentes en prisión hay que liberarlos a todos.

P. ¿Contempla una amnistía para los condenados por terrorismo si se comprometen a integrarse en la vida política?

R. Bajo ningún concepto dictaría una amnistía general. La sociedad peruana no lo toleraría. No podemos abrir cauces de una amnistía peligrosa.

P. Si gana las elecciones se convertirá, por su condición de presidenta de la República, en la primera comandante suprema de las Fuerzas Armadas.

R. Si soy elegida nombraré a un civil al frente del Ministerio de Defensa. Modernizaremos las Fuerzas Armadas y rescataremos a los profesionales que hay en la institución.

P. ¿Cuál sería el papel del Estado en su Gobierno?

R. El Estado tendrá una función reguladora, entendida como la capacidad de regular los monopolios y controlar los abusos. Queremos un ente regulador autónomo. Hoy recibe fuertes presiones de Telefónica. Vamos a garantizar la función promotora del Estado. Pero sectores como el agrario necesitan apoyo del Estado para condiciones de inversión, las pequeñas empresas, hace falta financiación pública, apertura de mercados, asistencia técnica y capacitación.

P. ¿Dónde está ahora el fujimorismo y dónde irán los votos que en los últimos comicios alcanzaron el 49%?

R. El voto ha emigrado. Creo que nosotros captaremos una parte significativa de aquellos votos. Lo que sí descarto rotundamente es que pueda decirse que tengo un pacto o connivencia de algún tipo con el fujimorismo. Ahora bien, no le cerraré los brazos a ningún voto.

P. ¿Quién financia su campaña electoral?

R. Haremos pública la lista de los que nos han ayudado, entre la primera y segunda vuelta. Antes, todos los empresarios estaban contra mí; ahora soy la candidata que les preocupa menos.

P. ¿Le apoya Telefónica?

R. Telefónica cree que si ganamos haremos un Gobierno serio. Nos ha regalado teléfonos celulares, instalaciones telefónicas y propaganda gratis en los canales de televisión de su propiedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de abril de 2001