El nuevo jefe de la NTV rusa intenta pactar la rendición del equipo atrincherado en su interior

Ted Turner quiere tratar con la compañía Gazprom tras llegar a un acuerdo con Gusinski

Cada parte contará con 10 representantes en el nuevo órgano y, según lo acordado, las decisiones que adopte serán vinculantes.

Para no forzar las cosas, Koj entró en el edificio de la emisora como jefe de Gazprom Media, propietaria del 46% del canal y que tomó el control supuestamente el martes, lo que le permitió nombrar un nuevo equipo directivo. Los periodistas le recibieron de uñas y le dijeron que, para ellos, su jefe sigue siendo Kiseliov, hombre del magnate Vladímir Gusinski y capitán de esta revuelta con la que, afirma, se defiende, nada más y nada menos, que la libertad de prensa en Rusia.

Koj habló con un nutrido grupo de periodistas, que le reiteraron hasta la saciedad que no están dispuestos a trabajar, ni con él ni con el nuevo director general nombrado en sustitución de Kiseliov: el financiero estadounidense Borís Jordan. Koj les dejó claro que le gustaría contar con su reconocimiento, pero que no lo necesita, ya que la ley está de su lado.

Más información
Fracasa la negociación entre los periodistas de la NTV y la nueva dirección de la cadena rusa
La nueva dirección de la NTV toma el control de la única cadena rusa de oposición

Su tono fue conciliador, y afirmó que los periodistas no tienen nada que temer y podrán trabajar con libertad. Los cambios en la dirección, recalcó, no tienen que ver con la libertad de prensa, sino con las deudas de Gusinski, que espera en su mansión de Sotogrande (Cádiz) el veredicto de los jueces sobre la petición de extradición a Rusia. 'Sin Gazprom', sostuvo Koj, 'la NTV habría dejado de existir hace mucho tiempo'.

Aparte el componente político del caso, está claro que Gusinski debe y no paga y que eso le ha hecho vulnerable al acoso de Gazprom, al que el magnate acusa de ser una correa de transmisión del presidente Vladímir Putin, harto de que le ridiculicen en la NTV en forma de muñeco del guiñol y de la cobertura crítica de su gestión y de la guerra de Chechenia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Ayer fue un nuevo día de confusión, el tercero ya, con dos equipos directivos de la cadena, cada uno de los cuales trata al otro de impostor. Pero hubo una novedad: que se reanudó la programación habitual, aunque, en un rincón de la pantalla, la palabra 'protesta' sigue amordazando las siglas NTV. Durante dos días, sólo se emitieron publicidad e informativos, además del partido de fútbol Arsenal-Valencia. Kiseliov declaró que la protesta se mantendrá por otros medios.

Los representantes de Jordan habían acudido antes que Koj a la emisora. Lograron entrar, pero se fueron de vacío, sin que Kiseliov les entregase el bastón de mando. En una entrevista publicada en el diario Izvestia, Jordan insistía en que su objetivo no es liquidar la NTV, sino salvarla. También desmintió a Kiseliov, quien sostiene que el nombramiento del nuevo equipo directivo es ilegal porque el grupo estadounidense Capital, que tiene el 4,4% de la NTV, no participó en la reunión en la que, supuestamente con su ayuda, Gazprom logró mayoría absoluta.

La entrada en el accionariado de la NTV de Ted Turner, fundador de la CNN y vicepresidente de AOL Time Warner, parece la última oportunidad para evitar que la cadena cambie de rumbo. Para hoy está previsto que los representantes del magnate estadounidense se reúnan con los de Gazprom. Turner, que acaba de cerrar un trato con Gusinski, busca una fórmula que impida que ningún accionista tenga mayoría.

El director de informativos de la NTV (centro) pide a la prensa que salga de la sala antes de iniciar una asamblea de los redactores.
El director de informativos de la NTV (centro) pide a la prensa que salga de la sala antes de iniciar una asamblea de los redactores.AP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS