Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Créditos, hipotecas y ampliaciones de capital

La alarma ha sonado desde hace algún tiempo. Al Espanyol no le basta con vender jugadores como Pochettino y poner el cartel de 'se vende' a Tamudo, el rumano Galca o Sergio. El Institut Catalá de Finances le ha concedido un crédito de 2.200 millones, el tercero que le otorga y que cuestionó en el Parlament de Catalunya el diputado de IC-V, José Luis López Bulla, al considerar que es 'un trato de favor con recursos públicos hacia un objetivo que no es de interés general del país'.

Las Palmas no logra cubrir una ampliación de capital de 2.300 millones. Su presidente, Manuel García Navarro, por otro lado, rechazó las acusaciones de que el club habría recurrido a paraísos fiscales para maquillar las cuentas.

El Sevilla hipotecó su Ciudad Deportiva para aplazar una deuda de 650 millones con Hacienda. En septiembre, en la última asamblea del club, su vicepresidente Augusto Lahore reconoció que se deben 2.644 millones a jugadores que no están en el equipo, entre otros Hibic, Mornar, Suker, Alfredo y Nando.

En el caso del Badajoz, sus propietarios, unos empresarios argentinos, han puesto el club en venta. El Sporting decidió en diciembre despedir a cinco empleados de mantenimiento de sus campos y en el juicio de uno de ellos el club recordó que el día del despido tenía en caja siete millones, por lo que fue imposible hacer frente a las indemnizaciones.

El Compostela lleva cuatro meses sin pagar a sus jugadores y tiene abierta una ampliación de capital de 400 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2001