Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE critica a Rudi por impedir la comparecencia en el Congreso del fiscal general del Estado

El PSOE considera 'arbitraria, autoritaria y partidista' la decisión de la Mesa del Congreso, controlada por la mayoría del Partido Popular y presidida por Luisa Fernanda Rudi, de impedir la comparecencia del fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, en el Parlamento. El argumento del PP es que no corresponde al Congreso controlar esa institución. El PSOE responde que la incomparecencia contraviene el artículo 10 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal.

Los socialistas demandaron el pasado día 9 la comparecencia de Cardenal para que informase de por qué había prohibido 'la reunión y comunicación de miembros del Consejo, en su condición de tales, con los grupos parlamentarios a fin de abordar los trabajos preparatorios conducentes a la negociación de un pacto de Estado por la Justicia que va a incidir de manera muy directa en la regulación del Estatuto del Ministerio Fiscal'.

La Mesa del Congreso, en su reunión del pasado martes, rechazó la petición con el argumento de que 'dado el estatus especial de que goza el Ministerio Fiscal (...) no corresponde al Congreso de los Diputados el control de la actuación de dicha institución'.

El grupo socialista ha respondido que el artículo 10 del Estatuto del Ministerio Fiscal establece que éste 'colaborará con las Cortes a requerimiento de éstas'. En su escrito a la Mesa, el PSOE recuerda un informe de la secretaría general de la Cámara que concluía que las Cortes pueden pedir la comparecencia del fiscal general y que éste tiene 'el deber de informar', aunque no debe responder 'políticamente ante el Congreso'. Por tanto, el PSOE demandará hoy en la Junta de Portavoces que este asunto vuelva a ser estudiado por la Mesa.

Los socialistas mantienen que la negativa a que Cardenal acuda al Congreso, que atribuyen a la presidenta Rudi, es una 'muestra más' de su 'habitual extralimitación de competencias, siempre en beneficio del grupo popular y del Gobierno'. Según fuentes de la dirección de este grupo, Rudi 'ha llevado a límites insospechados el uso de su cargo para impedir que el Parlamento desempeñe su función'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de marzo de 2001