Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EXTRANJERÍA

Blasco incluye a los inmigrantes en el grupo de riesgo de drogadicción

El 6% de las 10.000 personas asistidas el pasado año en la Comunidad Valenciana por problemas derivados de la adicción a las drogas era extranjero, según los datos dados a conocer ayer por el consejero de Bienestar Social, Rafael Blasco. Esta cifra se sitúa 'por debajo' de las tasas que registra en la actualidad la población nacional. No obstante, para prevenir el consumo de drogas entre el colectivo inmigrante, la Consejería de Bienestar Social creará una red de expertos internacionales en dicha materia para que asesore al Gobierno valenciano en el diseño de políticas futuras.

El anuncio de esta iniciativa, 'pionera' en el ámbito nacional, lo adelantó el consejero Rafael Blasco, durante la celebración ayer del seminario Proyecto europeo sobre inmigrantes y abuso de drogas, en Alicante.

Pese a que la cifra de extranjeros adictos a algún tipo de droga 'no es significativa', apreció, los inmigrantes constituyen un grupo de riesgo como consecuencia de la situación de desarraigo que muchos de ellos sufren. Por este motivo, Blasco estimó 'necesario' el diseño de políticas preventivas dirigidas a la población extranjera, y 'anticiparse' así a un problema futuro. 'Alicante podría ver superada su población autóctona por los extranjeros' en un plazo de entre 30 y 40 años. Esta circunstancia comporta, en su opinión, 'un diseño de políticas' atendiendo a su futura realidad social, apostilló.

Sentimiento de exclusión

Los comportamientos adictivos de los extranjeros obedecen, en parte, a un sentimiento de exclusión, según ha constado Alicante Acoge. El presidente de la fundación Salut y Comunitat, Xavier Ferrer, reconoció la inexistencia de estudios y programas en España dirigidos a disuadir a los extranjeros del consumo de drogas. 'Vamos a intentar aprender de otros países', continuó, e insistió en la importancia de prestar 'especial atención' a los primeros descendientes de españoles para que 'no se conviertan en caldo de cultivo de marginación'.

El consejero explicó que esta experiencia, puesta en práctica en otros países, contará con la participación del sector público, a través de las distintas administraciones, y del privado, mediante ONG.

Las jornadas analizan la situación de otros países con una dilatada experiencia relacionada en materia de inmigración, así como sus dispositivos asistenciales y preventivos para combatir la drogadicción entre la población foránea. El seminario contó con la participación de expertos del Reino Unido, Francia, Portugal, Grecia, Austria y Alemania.

Por otro lado, Rafael Blasco adelantó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elegido a la Comunidad Valenciana como foro internacional sobre la influencia de la publicidad en el consumo de alcohol entre los jóvenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de marzo de 2001