Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sorprendidos cuatro menores cuando apedreaban coches desde un puente de la N-IV

Una dotación de agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil sorprendieron, en la madrugada de ayer, a cuatro menores que lanzaban piedras, desde lo alto de un puente situado en el kilómetro 13,800 de la autovía de Andalucía (N-IV), contra los vehículos que circulaban por la carretera. Uno de los afectados fue un autobús que trasladaba a 36 viajeros hacia Sevilla. Los jóvenes lanzaron una piedra contra una de las lunas del autocar, que resultó con daños 'mínimos' y 'ningún pasajero herido', según fuentes del instituto armado.

Sin embargo, a sólo dos kilómetros, el conductor del autocar se encontró con una patrulla de Tráfico y comunicó a los agentes el lugar del incidente, el número de personas que habían lanzado las piedras y sus características físicas. Minutos después, otra patrulla de la zona sorprendía a los menores 'in fraganti', explicaron fuentes de la Guardia Civil.

Los presuntos autores de los hechos fueron trasladados a dependencias policiales para su identificación. Fue allí donde los agentes descubrieron que los jóvenes eran menores, por lo que, después de identificarles y abrir diligencias contra ellos, fueron entregados a sus padres para que se hicieran cargo de su custodia.

En los últimos días varios vehículos que circulaban por la autovía M-40 se habían visto sorprendidos por este tipo de agresiones. Un portavoz de la Guardia Civil informó de que desde hace tiempo las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado mantienen abierto un dispositivo especial de vigilancia contra este tipo de acciones, con el fin de evitar incidentes en las carreteras producidos por el lanzamiento de objetos contra los vehículos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de marzo de 2001