Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menos de un mes para Niurka Montalvo

Niurka Montalvo, la saltadora cubana casada con un español que ganó una medalla de oro para España en los Mundiales de 1999, tiene el récord de velocidad en la tramitación de su nacionalidad española: menos de un mes.

Solicitó la condición de española por residencia -llevaba casada en España más de un año- el 6 de abril de 1999 y ya a primeros de mayo se le concedió la petición. 'Esa rapidez tiene, sin embargo, una explicación sencilla', aclaran fuentes de Justicia; 'Montalvo inició los trámites para nacionalizarse por la vía de la Carta de Naturaleza [una posibilidad que recoge el Código Civil y según la cual se puede conceder la nacionalidad aunque el solicitante no cumpla los requisitos si concurren circunstancias de interés nacional] pensando que iba a ser la vía más rápida, pero, viendo que se acercaban los Mundiales y hacía falta un Real Decreto para terminar el asunto, decidió solicitarla por la vía de la residencia. Y, como su caso ya estaba estudiado, no se tardó apenas nada en tramitarla'.

El de Montalvo no es el único caso de atletas de élite que se hayan nacionalizado por la vía de urgencia. El Consejo Superior de Deportes ya intervino hace años para agilizar los trámites y requisitos del balonmanista Tálant Duishebáiev, procedente de una URSS en descomposición -es natural de la república de Kirguizistán-, con lo que logró que se le tratara como un asilado político. Taimí Chappé, esgrimista de origen cubano, y Johann Muehlegg, esquiador de fondo de origen alemán, también obtuvieron el empujón agilizador del CSD. Este último pagó la gracia consiguiendo el año pasado ganar la Copa del Mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de febrero de 2001