TEMPORADA DE ESQUÍ

El temporal de viento condiciona una vez más la apertura de algunas pistas

Las principales estaciones pirenaicas rebosan nieve, pero no tanto en aquellas ubicadas en el Pirineo francés, aunque sí dispongan de los mínimos exigibles para la práctica del esquí. En ambos lados de la cordillera, el problema sigue siendo de orden climatológico. El uso de nieve artificial se ha visto reducido a su mínima expresión dadas las nevadas registradas en las últimas fechas, pero el mal tiempo y el viento han mermado la afluencia de esquiadores a las estaciones.

Por otro lado, la carrera de trineos arrastrados por perros Pirena 2001 disputó ayer la primera de las tres etapas previstas en el Principado de Andorra, que no deparó grandes cambios en los primeros puestos de la clasificación. El francés Alexandre Begrand sigue al frente de la categoría de pulkas, tras imponerse ayer, algo que ha convertido en costumbre, puesto que ha vencido en todas las etapas disputadas hasta la fecha. La noruega Elisabeth Edland mantiene su liderato en trineos, tras acabar tercera en la jornada de ayer. El único cambio reseñable es el acceso al tercer puesto en trineos del noruego Per Olav Gausereide, que fue segundo en la etapa y se benefició de los problemas que sufrió Josep Domingo con sus perros, que tras caer a un agujero se pusieron muy nerviosos y le hicieron perder mucho tiempo al negarse a obedecerle.

La undécima etapa de Pirena 2001 tuvo como escenario la estación andorrana de Pas de la Casa-Grau Roig, que se encontraba en un excelente estado. La abundancia de nieve hizo que se pudieran disputar los 18 kilómetros previstos, compuestos por dos vueltas a un mismo circuito trazado por el valle de la estación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 31 de enero de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50