EL GOBIERNO Y LA JUSTICIA

La acusación defiende que el Supremo no aplique la parte ilegal del perdón

Los abogados de Jesús de Polanco, presidente de PRISA y Sogecable, en su calidad de querellante en su día contra Javier Gómez de Liaño, impugnaron ayer el recurso de súplica interpuesto por el ex juez condenado por prevaricación frente a la resolución del Supremo que le aplicó el indulto del Gobierno. Los letrados sostienen que el tribunal no debe aplicar la parte ilegal del indulto. En cambio, el fiscal José María Luzón apoya el recurso de Liaño y, por tanto, la reincorporación inmediata del ex juez prevaricador a la carrera judicial.

Frente a la pretensión de Gómez de Liaño de que el control de legalidad de los reales decretos de indulto corresponde a la jurisdicción contencioso-administrativa, el escrito de los letrados mencionados afirma que 'la aplicación del indulto compete, sin ninguna duda, al tribunal penal sentenciador, y es en sede de aplicación del indulto donde debe efectuarse el control de legalidad del mismo, como ordena la Ley de Indulto'.

Los letrados razonan que la sumisión del Supremo a la Constitución y la ley 'obliga al tribunal a rechazar actuaciones del Poder Ejecutivo que interfieran en el cumplimiento de la sentencia con vulneración de la legalidad', ya que 'ningún tribunal (...) está vinculado a actuaciones de la Administración ilegales, pues ello supondría que los órganos judiciales dejarían de estar sometidos a la Constitución y a la Ley y se convertirían en apéndices del Ejecutivo'. El escrito refuta las alegaciones del recurrente respecto a que no perdió la condición de magistrado que el Gobierno pretende ilegalmente devolverle y le recuerda que, sin embargo, 'reconoce que ya no figura en el escalafón de la carrera judicial'.

La impugnación al recurso de Gómez de Liaño se inicia con el argumento de que debe rechazarse por presentado fuera del plazo legal de tres días. También reprocha al recurrente que insista en recusar magistrados y que confunda la sala general del Supremo y el tribunal sentenciador. El escrito resalta que las consideraciones de Liaño sobre que la fundamentación del auto recurrido es 'descarada' procede de 'un ex juez apartado de la carrera judicial por dictar a sabiendas resoluciones injustas'. Y añade: 'Sobran los comentarios'. Por su parte, Luzón, teniente fiscal del Supremo, apoya el recurso del ex juez y pide a la Sala Penal una nueva resolución 'acordando la aplicación íntegra, en sus estrictos términos', del decreto de indulto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de enero de 2001.

Lo más visto en...

Top 50