Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece el cofundador de los GRAPO Sánchez Casas

José María Sánchez Casas, de 55 años, cofundador de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO), falleció ayer en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, mientras esperaba un transplante de corazón. Sánchez Casas estaba en libertad desde el 20 de julio de 1997, tras haber pasado en prisión 18 años de los varios centenares a los que fue condenado por dos asesinatos y el atentado contra la cafetería California 47. Desde entonces residía en Cádiz, su ciudad natal, donde mantuvo su militancia en el ilegal PCEr y dedicó los últimos años a la pintura. Un cartel suyo anunciará el carnaval de este año.

La salud de Sánchez Casas entró en fase crítica en octubre, por lo que fue hospitalizado en numerosas ocasiones, según la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos, que ha anunciado para los próximos días un homenaje en Cádiz. Su corazón había quedado tocado tras las prolongadas huelgas de hambre que mantuvo entre los años 1989 y 1991.

El cofundador de los GRAPO en 1975 (junto a Pío Moa, Manuel Pérez Martínez, camarada Arenas, y Fernando Hierro Chomón, entre otros) necesitaba un transplante de corazón para sobrevivir, por lo que recientemente fue ingresado en la UCI del hospital cordobés, donde falleció a las 10.00 de ayer. El cadáver fue llevado al tanatorio de Chiclana (Cádiz).

Sánchez Casas, que utilizó los apodos de Vicente, Vargas y Mejías, entró en la cárcel el 12 de octubre de 1979, tras ser detenido en Valencia. Posteriormente fue condenado por los asesinatos del general Muñoz Vázquez y del magistrado Cruz Cuenca y el atentado contra la cafetería California 47 de Madrid, que los GRAPO nunca reconocieron. Tras salir de prisión, Sánchez Casas, pintor, dramaturgo y escritor, reivindicó la vigencia de la lucha armada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de enero de 2001