Crítica:20ª jornada de Liga | FÚTBOLCrítica
i

El Oviedo se deshace de un gris Numancia

El Oviedo vuelve a poner tierra de por medio tras un par de tropiezos en su campo talismán. Pero el equipo no se sintió cómodo hasta que un inocente Numancia le dejó abiertas las puertas del contragolpe y Oli se reencontró con el gol.

El campo no necesitaba la sobredosis de agua que le cayó encima para convertirse en un fangal. El Oviedo apenas había asustado al Numancia en un par de golpes francos cuando abrió el marcador por medio de Geni, una apuesta de Antic por la cantera, probablemente transitoria, conocido el interés del técnico por incorporar al equipo al inglés Collymore como acompañante de Oli. Fue éste quien fabricó el gol al robar un balón en un acto de fe y servírselo en bandeja al canterano para su estreno por todo lo alto.

El Numancia tuvo unas pocas oportunidades y asedió al Oviedo a base de saques de esquina, pero un error defensivo visitante le dio a Iván Ania la llave del partido. Con casi todo el segundo tiempo por delante, el Oviedo guardó el botín y esperó atrás, hasta que Oli apuntilló al contraataque.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de enero de 2001.

Lo más visto en...

Top 50