España negocia reservar a Ecuador un 30% del cupo de inmigrantes

España quiere convertir a Ecuador, país del que eran originarios los 12 trabajadores fallecidos el pasado 3 de enero en Lorca (Murcia), en el paradigma de su política de inmigración. El secretario de Estado de Extranjería, Enrique Fernández-Miranda, viajará el miércoles a Quito para ultimar un acuerdo que, según fuentes ecuatorianas, reservaría a este país hasta un 30% del cupo anual de extranjeros. Mientras, cientos de inmigrantes se han movilizado en varias provincias contra la entrada en vigor mañana de la Ley de Extranjería, que permite expulsar a los indocumentados.

El nuevo convenio, que está previsto firme el día 31 en Quito el ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, prevé la creación de una comisión bilateral que analizará las solicitudes de los inmigrantes y las pondrá a disposición de los empresarios, de forma que los primeros viajen a España con su contrato.

Ecuador cree que España aumentará este año su cupo de trabajadores extranjeros desde los 30.000 de 1998 y 1999 hasta unos 100.000 o 120.000 anuales, de forma que unos 40.000 ecuatorianos podrían beneficiarse del convenio. No obstante, Quito pretende que se solucione antes el problema de los ecuatorianos que están irregularmente en España, por lo que rechaza la oferta de que vuelvan a su país con el avión pagado para pedir visado.

Por otro lado, más de 300 inmigrantes se mantienen en huelga de hambre en una iglesia de Barcelona en protesta contra la Ley de Extranjería, que mañana entra en vigor.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS