Detenido un empresario arruinado por idear el secuestro de un jugador del Barça

Pretendía emular a los secuestradores del ex jugador del FC Barcelona Enrique Castro, Quini, pero su torpeza y los nervios le traicionaron y fue detenido antes de poder ejecutar sus chapuceros planes para retener a un jugador del primer equipo del Barça. Eduardo P. R., de 32 años, un empresario arruinado vecino de Badalona, fue sorprendido por los Mossos d'Esquadra en Vidreres (Selva) el miércoles en el interior de una furgoneta de alquiler aparcada en las inmediaciones de las urbanizaciones Torre Fortuna y Mont Barbat. El nerviosismo del conductor ante la presencia policial levantó las sospechas de los agentes. El detenido pensaba pedir al Barça 200 millones de pesetas a cambio de la libertad de un jugador del club. Ayer el juez decretó su libertad bajo fianza.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de enero de 2001.