Reportaje:FÚTBOL | La Copa del Rey recupera las eliminatorias a dos encuentros

El barro asusta al Barcelona

El equipo azulgrana revoluciona Torrelavega, donde la Gimnástica le anuncia un partido aguerrido

Primero, el Gandía; luego, el Ceuta, y ahora, la Gimnástica de Torrelavega. Vuelve la Copa del Rey y el Barcelona volverá hoy (21.15, Teletaquilla) a revolucionar otra ciudad y otro equipo de la Segunda División B, aunque en esta ronda la emoción está mermada al recuperarse la fórmula tradicional del doble partido. El efecto es, en cualquier caso, el mismo. Torrelavega, la segunda localidad cántabra, ha cambiado su ritmo y el club aguarda como un regalo del cielo los 70 millones de pesetas de recaudación y derechos de televisión, con los que saldará la mitad de su deuda. Sus jugadores no cobran desde hace tres meses. El Barcelona, que llega en buen momento -diez partidos sin perder- cuenta con la mayoría de sus jugadores, salvo Kluivert, que descansa, y Luis Enrique, tocado. Otra cosa es que su técnico, Llorenç Serra Ferrer, alinee o no a sus figuras para prevenirlas de lesiones por el mal estado del campo. A Rivaldo, que no jugó las dos rondas previas, le cuida como oro en paño.

'Es un problema. La hierba está en muy malas condiciones', confirmó ayer el entrenador, preocupado por los informes de José Ramón Alexanco sobre el césped de El Malecón, el histórico estadio inaugurado en 1922 por la reina Victoria Eugenia y en el que cayeron el Alavés y Las Palmas. La Gimnástica se ha resignado al terreno -'es un lodazal', confesó José Carrete, su preparador- pero ha sometido las gradas a una actividad frenética. El club ha instalado dos supletorias para alojar a 10.000 personas cuando el aforo habitual es de menos de la mitad (las entradas de general se han vendido a 6.000 pesetas y las tribunas a 8.000; el millar de socios goza de un descuento de 3.000).

Serra Ferrer no desdeña la calidad del Torrelavega, al que define como un bloque sobrio y con fortaleza aérea. 'Y cuenta con Chili, un jugador hábil y experimentado', añadió ayer en alusión al delantero cántabro, cuya eficacia y amplio repertorio le convirtieron hace un año, con 34 goles, en el pichichi de todas las categorías. El doble partido favorece a su equipo, pero Serra Ferrer le pide el mismo esfuerzo y seridad que en Gandía y Ceuta (0-3 en ambos casos). 'Sería un error un exceso de confianza. Si no podemos sentenciar, me gustaría regresar con la eliminatoria encarrilada', afirmó el técnico, que no gana últimamente para sobresaltos. El lunes ganó el pulso a la junta directiva al rechazar el fichaje del defensa brasileño Cris y ayer se topó con las críticas de Petit y Dutruel, quejosos por no jugar.

Carrete no olvida

Octava en el Grupo II de la Segunda B, la Gimnástica está hecha, para muchos, a imagen y semejanza de Carrete, un ex defensa derecho internacional que valora ante todo el trabajo, el sacrificio y el espíritu espartano. Tras su etapa como jugador -dice que su vivencia más emotiva fue cuando, como capitán del Valencia, alzó en 1979 la Copa tras recibirla del rey Juan Carlos- lleva 12 años entrenando en la Segunda B. '¿Por qué vamos a arrojar la toalla de antemano?', afirma; 'en el fútbol hay posibilidades para todos. No nos daremos por vencidos y pelearemos cada pelota como si nos fuera la vida'.

Carrete defiende a ultranza la fórmula inglesa de mantener el partido único hasta la final y rebate las críticas de algunos entrenadores: 'Si Irureta, Del Bosque, Flores y Kresic vieran y vivieran todo esto, se arrepentirían de sus palabras'. La visita del Barcelona la califica de histórica aunque no le traiga buenos recuerdos: 'Yo jugaba en el Oviedo, en 1976, y llegamos a un acuerdo para mi fichaje. La prensa me recibió en el aeropuerto y me presentaron. Me puse la camiseta azulgrana y ahí se acabó todo. Ficharon a Ramos. Aún espero una explicación'.

La Gimástica se concentró ayer, invitada, en un hotel de Isla y hoy espera demostrar por qué hace un año fue uno de los equipos menos batidos. Al igual que a Carrete, a Gonzalo, su portero, cedido por el Villarreal, no le intimida el Barça: '¿Por qué? Los de Segunda B somos futbolistas como ellos. Queremos ir hacia arriba'.

Gimnástica: Gonzalo; Bastida, A. Fernando, Ateca, Uribarri; D. Camacho, Docando; Juanjo, Geli; Chili y Bermejo.

Barcelona: Reina; Reiziger; De Boer, Cocu, Sergi; Xavi, Petit; Simão, Gerard, Alfonso, y Dani.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS