Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos jóvenes de rasgos árabes mueren acribillados a balazos en Estepona

Dos jóvenes de rasgos árabes murieron la pasada madrugada acribillados a balazos en una urbanización de Estepona (Málaga). Los primeros indicios apuntan a un posible ajuste de cuentas como causa del doble crimen. Los cuerpos fueron encontrados por agentes del Cuerpo Nacional de Policía después de recibir una llamada telefónica anónima de un vecino que oyó un tiroteo sobre las tres de la madrugada. Mientras, en Bilbao, un hombre de 70 años ha sido detenido por matar a cuchilladas a su empleada de hogar.

Dos apuñalados

El primero de los cadáveres, el de un joven de 27 años y pasaporte francés, que responde a las iniciales M. B., fue localizado sobre las 03.30 ante el portal del bloque número 4 de la urbanización Atalaya del Golf. Cinco horas más tarde, los agentes hallaron en un solar próximo el cuerpo sin vida de N. G., de 24 años y nacionalidad argelina, también abatido a balazos. Los cadáveres fueron trasladados al depósito judicial de Marbella para practicarles la autopsia. Los investigadores hallaron un coche Fiat de alquiler en el que ambos hombres habrían llegado a la urbanización, donde vivían desde hace tres meses. Según varios vecinos, el joven abatido en el portal trató de pedir ayuda antes de ser abatido a tiros mientras que su compañero fue acribillado cuando intentaba huir de los asesinos. Los vecinos, debido a la coincidencia de las fechas navideñas, confundieron las detonaciones de los disparos con petardos. Los investigadores barajan como posible causa del crimen un ajuste de cuentas relacionado con el tráfico de inmigrantes. La titular del Juzgado número 3 de Estepona, María Luisa Roldán, ha decretado el secreto del sumario.

Mientras, en Bilbao, un hombre de 70 años mató la pasada madrugada de varias cuchilladas a una mujer de 37 que trabajaba como empleada de hogar en su casa y con la que, al parecer, mantenía relaciones íntimas. El agresor, V. T. P. V., que vivía sólo, y la víctima, A. G. R., habían sostenido en los últimos tiempos discusiones por temas económicos, ya que el presunto homicida acusaba a la joven de sisarle dinero.El último enfrentamiento terminó en sangre. Era la una de la madrugada del martes cuando vecinos de la Alameda de Rekalde, en una zona céntrica de Bilbao, avisaron a la Ertzaintza de que una mujer yacía en el suelo moribunda. Pocos minutos después, una patrulla de la policía vasca localizó a un hombre con manchas de sangre en la ropa y en las manos. También recuperaron el cuchillo utilizado en el crimen, que el agresor había arrojado a una alcantarilla cercana.

Otra persona murió acuchillada el pasado lunes en Valencia, según informa Lydia Garrido. La víctima, de 27 años y origen nigeriano, agonizaba ya sobre el asfalto en la confluencia de las calles de Joan Llorenç y Pérez Escrich, una conocida zona de copas de Valencia, cuando unos vecinos le encontraron. Fuentes de la investigación apuntan a que pueda tratarse de un ajuste de cuentas entre traficantes de droga y añaden que, aunque el autor material de la agresión posiblemente haya sido una sola persona, podrían ser varios los implicados. Los vecinos no vieron cómo se cometió el crimen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de diciembre de 2000

Más información

  • Un hombre de 70 años mata a cuchilladas a su empleada de hogar