Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Comité Paralímpico confirma 14 casos de fraude en Sydney

El Comité Paralímpico Español (CPE) confirmó ayer, tras las conclusiones de la investigación iniciada el 27 de noviembre, el fraude cometido en los Juegos de Sydney. Catorce de los 200 participantes no eran disminuidos, pese a ir avalados por la debutante Federación Española de Discapacitados Intelectuales (FEDDI), que se unía así a las tres ya veteranas de minusválidos físicos, ciegos y paralíticos cerebrales.

El Comité Paralímpico Español (CPE) confirmó ayer, tras las conclusiones de la investigación iniciada el pasado 27 de noviembre, el fraude cometido en los Juegos de Sydney. Catorce de los 200 participantes no eran disminuidos, pese a ir avalados por la debutante Federación Española de Discapacitados Intelectuales (FEDDI), que se unía así a las tres ya veteranas de minusválidos físicos, ciegos y paraliticos cerebrales. Se trata de 10 de los 12 jugadores del equipo campeón de baloncesto y cuatro casos más, ganadores de cuatro medallas en atletismo, natacíón y tenis de mesa. Mientras dos se han prestado a colaborar, y están haciéndose nuevas pruebas de discapacidad, los dos restantes se han negado.

El escándalo no sólo ha llevado al CPE a ordenar a los jugadores de baloncesto devolver la medalla de oro que ganaron con toda facilidad, y a informar de la trampa al Comité Paralímpico Internacional, sino que la investigación ha detectado iregularidades económicas en la distribución de las becas. Por ello, ejercerá acciones penales y deportivas con el apoyo del CSD, que tiene más herramientas legales.

La FEDDI ha manejado presupuestos de 14 millones de pesetas en los dos últimos años y las únicas responsabilidades de lo sucedido recaen sobre sus miembros y, en especial, sobre su presidente, Fernando Martín Vicente. El CPE le convenció ya para dimitir y le ha expulsado ahora del comité. José María Arroyo, presidente del CPE, y Rafael de Lorenzo, vicepresidente, señalaron: "Hay que perseguir a los que han humillado y ofendido a la comunidad paralímpica e incluso a la ciudadanía española".

De los 10 baloncestistas válidos sólo han reconocido la trampa Jesús Ribagorda, el periodista-jugador que destapó el fraude en la revista Capital, Juan Luis Rodríguez y un menor cuya familia ha pedido que no se dé el nombre. Los siete restantes no han colaborado y la investigación ha deducido por distintas vías que no tienen minusvalías.

El CPE, ante lo sucedido, pedirá en el futuro calificaciones legales españolas de minusvalía a los participantes, aunque no las exijan internacionalmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de diciembre de 2000

Más información

  • El baloncesto deberá devolver su oro y existen irregularidades económicas