El nuevo Zeleste se llamará Razzmatazz

La sala Zeleste reanudará sus actividades musicales con el nombre de Razzmatazz. La noticia de la reapertura del local ha originado entre los promotores de conciertos de la ciudad un torrente de parabienes provocados por la reentrada en el circuito artístico de Barcelona del complejo del Poblenou. A pesar de la satisfacción con la que se ha acogido la noticia, algunos promotores no han olvidado que la salida de la crisis se ha realizado sin mediación alguna del sector público, el cual ha fiado al privado la solución del problema que se le había planteado al ámbito musical. De este parecer es Tito Ramoneda, de la promotora Project, quien manifestó: "Sí, es cierto que el sector privado ha logrado capear el temporal, pero no es menos cierto que los empresarios que ahora dirigirán la instalación la han adquirido porque es rentable desde el punto de vista hostelero. En suma, la música en directo se hubiese muerto en Poblenou de no ser por los cubatas. En sí esto no me parece una noticia alegre".Pese a manifestar su alegría por la noticia, Ramoneda siguió con esta línea argumental al indicar que la música en directo "continúa siendo, en cuanto a infraestructuras, la hermana pobre de las artes escénicas", y volvió a reclamar de las administraciones "una implicación en el sector que vaya más allá de las actuaciones puntuales". En parecidos términos se expresó Gai Mercader, quien dijo que necesitaba entablar contactos con los nuevos propietarios del local antes de hacer un análisis.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción