Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el maquinista de un tren al saltarse un camión un paso a nivel cerrado

El Juzgado número 7 de Burgos instruye las diligencias para aclarar las razones del accidente de tren ocurrido ayer en Burgos y que costó la vida a Antonio Romero Cárdenas, de 36 años, maquinista de un tren de mercancías de Renfe, heridas graves a su ayudante, Emilio Escribano, y al conductor del camión que colisionó contra el tren. El tráfico ferroviario, cortado entre Madrid y el País Vasco y entre Cataluña y Galicia, fue restablecido a las 13.40 de ayer, tras permanecer interrumpido 14 horas.En la medianoche del martes al miércoles, un camión cargado de pollos conducido por Javier Embeita saltó la barrera cerrada del paso a nivel del Barrio del Pilar, en la capital burgalesa, y fue arrollado por un tren de mercancías de casi 400 metros. El conductor del camión frenó y se cambió al carril contrario para evitar arrollar a dos turismos que esperaban ante la barrera cerrada. Sin embargo, la maniobra no bastó para evitar la colisión contra la locomotora del tren. Las primeras investigaciones apuntan a que el conductor logró saltar del vehículo, cuya cabina quedó completamente destrozada.

Los primeros en llegar al lugar se encontraron un espectáculo dantesco, con el camión partido en dos, su cabina y la locomotora convertida en un amasijo de hierros y cientos de pollos muertos en la zona. El portavoz de la Policía Local, Matías Tapia, considera que el lugar donde se produjo el siniestro es un punto negro donde ya se han producido más accidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 2000